Seis claves para iniciarse en el trabajo freelance - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 13 Sep 2016

El trabajo desde la casa abrió para las nuevas generaciones un abanico de posibilidades potenciando los beneficios y ofreciendo una oportunidad de libertad y autonomía laboral.

Muchas veces también logran de esta manera una mayor estabilidad económica en un mundo laboral lleno de vaivenes.

Trabajar de manera independiente tiene muchos beneficios pero el camino puede ser difícil.

Por estos motivos es que los profesionales se vuelcan hacia plataformas en las que puedan trabajar desde cualquier lugar con internet, con clientes de cualquier parte del mundo, flexibilidad de horarios, y en el área de especialización es el sueño de cualquiera.

Sin embargo, al principio este camino no es fácil y se deben tener en cuenta algunas recomendaciones:

#1 Encontrar el área de actividad

Observar qué áreas o categorías de trabajo se ajustan mejor es el primer paso para iniciar la carrera de freelancer.

Una vez resuelto este problema, se deben seguir las principales tendencias del mercado y llevar a cabo cursos de especialización.

Las capacitaciones son el primer paso.


#2 Diferenciarse de los competidores

Llevar a cabo una propuesta de trabajo que indique sus fortalezas y habilidades, seguida de un proyecto llevado a cabo con éxito -según lo prometido- puede dar como resultado la fidelidad deseada con el cliente.

Un proyecto creativo y exitoso.


#3 Aprender a establecer un precio justo por el trabajo realizado

Uno de los mayores retos en los profesionales independientes es el de determinar cuánto cobrar por cada proyecto.

Estipular un precio muy bajo puede menospreciar el trabajo y el esfuerzo, pero un número elevado tampoco transmite nuestra identidad ni puede adaptarse a lo que se ofrece.

Es importante darle un precio justo al trabajo realizado.


Por lo tanto, se debe determinar un precio razonable que sea justo para ambos. En los inicios, es común ser un poco más flexible con los valores, ya que se prioriza ganar experiencia y ampliar la cartera de clientes.

A la hora de realizar el cálculo, es de suma importancia tener en cuenta los costos fijos personales y también de trabajo (como en los casos de los que trabajan desde coworkings), el tiempo que uno dedica al proyecto, y cuánto se necesita para vivir bien.

#4 Establecer un horario de trabajo

La flexibilidad que ofrece el trabajo independiente es grande, pero es esencial determinar un período, especialmente si se continuará con esta modalidad.

Se deben elegir los mejores tiempos para que pueda trabajar y deberá determinar cuáles son los momentos del día en que usted se encuentra más creativo o tranquilo para poner su cabeza de lleno en los proyectos.

Se deben especificar horarios fijos de trabajo.

El cambio de modalidad que implica ser "nuestro propio jefe" y que la oficina sea, en el mayor de los casos, el mismo lugar en el que vivimos pueden desestabilizar la cotidianeidad que se solía tener.

Se debe tener en cuenta que en muchos casos, los horarios ya no serán similares a los del resto de las personas que trabajan en relación de dependencia, ni las jornadas de trabajo tendrán la misma duración.

#5 Emprender sin fronteras y al menor costo

Las oportunidades que se abren para los freelancers, están apoyadas en lo que las crisis generan para los emprendedores, que buscan nuevas oportunidades para encarar su negocio, reduciendo costos y armando equipos de trabajo remotos eficientes.

En la actualidad, el freelancing se ha convertido en la mejor arma contra las crisis, las devaluaciones y las recesiones. Para muchos, ya no es necesario movilizarse para encontrar las oportunidades, ya que éstas se encuentran en el trabajo remoto.

Con algo de inversión se puede comenzar.


#6 Mantener la comunicación

La base de toda relación es la comunicación, sea de la manera que sea y especialmente en las relaciones laborales.

Sobre todo cuando el cliente y el profesional no se encuentran físicamente en el mismo lugar, este punto cobra un sentido aún más indispensable.

Mantener el contacto con el cliente es indispensable.

Mantener el contacto fluido es esencial en todos los estadios del proyecto, desde la negociación hasta el momento de la entrega del trabajo, incluso hasta después de haber entregado para corroborar que el trabajo realizado esté acorde a lo pedido por el cliente.