Diálogo interreligioso en América: el "modelo Francisco" para la paz - Mendoza Post
Domingo 11 Sep 2016
porGuillermo Villarreal (*)

El papa Francisco ratificó su convencimiento de que la solución a muchos de los problemas actuales como los relacionados con el medio ambiente, los migrantes y los fundamentalismos, pueden venir de América, de los hombres y mujeres de fe del continente, y no de Europa, Asia o Medio Oriente.

Por eso acaba de dar el último impulso para la conformación del Consejo de Diálogo Interreligioso de las Américas, un espacio participativo e incluyente que replica el "modelo argentino" que él mismo concibió en Buenos Aires junto al sacerdote Guillermo Marcó, el rabino Daniel Goldman y el referente islámico Omar Abboud.

La idea de Jorge Bergoglio no entiende de prejuicios, rechaza cualquier concepción proselitista y se impone frente a la resistencia interna de quienes dentro de la Iglesia vinculan al islam con el terrorismo. Y se fundamenta sobre la base de que las tres confesiones abrahámicas son religiones de paz y que como tales deben dar respuestas ante tantos derechos "aniquilados impunemente".

La propuesta de Francisco recibió el respaldo inesperado del secretario general de la OEA, Luis Almagro, quien valoró la experiencia argentina, pese a ser agnóstico y a que el diálogo interreligioso no forma parte de la carta orgánica de esa organización continental.

El diplomático uruguayo valoró, sin embargo, la importancia de que cristianos, judíos y musulmanes se unan en la construcción de la paz, y auspició que el diálogo entre credos sea la herramienta para desactivar conflictos, odios y fanatismos.

"El diálogo interreligioso es parte de la solución a problemas graves del mundo, es un instrumento esencial para promover una más eficaz lucha contra la injusticia, para superar la indecencia de la discriminación, y superar las retóricas vacías y retrógradas de los fundamentalismos", destacó el ex canciller.

Almagro rescató, además, la experiencia del Instituto del Diálogo Interreligioso (IDI) que funciona desde 2001, al amparo del entonces arzobispo de Buenos Aires: "No partimos de cero, tenemos la experiencia del IDI y sus lecciones nos iluminan", sostuvo.

El Papa dio este jueves en el Vaticano la bendición para avanzar en el proyecto del IDI americano, y alentó a los países miembros de la OEA y a los representantes de los credos -entre ellos Marcó, Goldman y Abboud-, a seguir adelante "no sólo para el bien de América, sino del mundo entero".

En una audiencia con el centenar de participantes del encuentro "América en diálogo. Nuestra casa común", entre ellos el presidente de la Corte Suprema de Justicia Ricardo Lorenzetti, legisladores y funcionarios argentinos, Francisco recordó también que las religiones tienen un papel muy importante en la tarea de promover el cuidado y respeto del medio ambiente.

En línea con los fundamentos de su encíclica "Laudato si'", el Papa exhortó a religiosos y representantes de 18 países de la región a dar respuestas efectivas a "plagas" como la guerra, el hambre, la violencia, la corrupción y la "crisis" de la economía.

En este sentido, Lorenzetti, quien mantuvo el jueves el segundo encuentro en menos de tres meses con el pontífice argentino, pidió valorar el "liderazgo global" de Francisco y alentó a seguir trabajando en pos de una legislación común sobre la protección del medio ambiente en la región.

El secretario de Culto Alfredo Abriani y el director de Cultos porteño Federico Pugliese coincidieron, por su parte, en que las religiones deben pasar "del diálogo a la acción" para atender los problemas actuales.

Los participantes del encuentro en el Instituto Agustiniano de Roma se comprometieron a dar respuesta "a múltiples manifestaciones de fundamentalismos, tanto religiosos como políticos y económicos" y a cuidar la "casa común" que es el planeta, además de sentar las bases para el IDI de las Américas.

(*) Especial para Mendoza Post