Contra las trabas en la exportación por inflación - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 8 Sep 2016

Desde los grandes grupos bodegueros sostienen que las ventas de vino en el mercado externo e interno cayeron este año como consecuencia de la fuerte inflación. Para los grandes exportadores mendocinos, el beneficio de la devaluación de diciembre quedó ya sin efecto por el aumento de los costos.

El gerente general de la Bodega mendocina Trivento, Santiago Ribisich, comentó en diálogo con El Cronista: "En el primer semestre cayó 12% la exportación de vinos argentinos. Exportamos el 70% de nuestra producción, logramos crecer 15% en volumen, pero la situación es compleja por el atraso cambiario, que se generó en parte por la inflación general y, a nivel industria, porque tuvimos la peor cosecha en 56 años y la materia prima aumentó 100%. La foto de enero era buena, marzo no tanto y ya en agosto lo padecimos".

El referente de la bodega que ya lleva 20 años de actividad aseguró: "No pretendemos que se devalúe para mover el tipo de cambio, pero vemos que, de seguir, impactará más. En vino las decisiones son siempre a largo plazo, de cinco a 10 años. Hay que mantener el equilibrio entre la coyuntura y el largo plazo. Una inflación controlada nos daría mayor previsibilidad, para mantener precio. Las ventas se concretan con márgenes acotados, no se puede aumentar precios en dólares en el exterior".

Ver también: El turismo del vino se relanza en la Tierra del Malbec

Trivento ha sido una de las empresas que más ha crecido fuera del país, perteneciente al grupo chileno Concha y Toro, le debe su popularidad a la venta en oficinas externas de la firma trasandina. Por eso logró posicionarse tercera en el ranking exportador detrás del grupo Peñaflor y Catena Zapata, con Inglaterra como mayor mercado. Exporta 2,6 millones de cajas de 9 litros al año, desde jóvenes hasta premiun, aunque el 50% es aportado por Trivento Reserve.

Análisis cuyano

Ribisich habló también de las mesas de trabajo que se desarrollan en nuestra provincia: “Hay mesas de trabajo a nivel provincial, donde participan cámaras del sector y también diputados de Mendoza para ver cómo ser competitivos en forma sustentable a largo plazo. El costo de logística es muy alto, de u$s 2 por caja, cuando la caja cuesta u$s 20 o u$s 21. No reclamamos sólo tipo de cambio, sino los costos. Hoy no hay alternativa al camión, ojalá a largo plazo haya tren, con buen servicio y a costo competitivo”.

Trivento es la tercera bodega con mayor exportación del país.


Soluciones

Ribisich sostuvo que el mayor desafío del sector es "lograr una mejora de la competitividad para exportar más; recuperar los 130 millones de litros perdidos en exportaciones desde 2008". Y abogó por un tipo de cambio real que sea sustentable en el tiempo, más allá del nominal.

También consideró primordial "la simplificación de trámites para exportar, que ayudaría a reducir los tiempos. Si hubiera una ventana única de comercio exterior sería más rápido, ágil y menos costoso".

El ejecutivo destacó que "la Argentina pudo mantener un estandar de calidad en el mundo. Por la pérdida de competitividad se concentró en vinos más caros, pero sin resignar calidad. Tenemos que ampliar la categoría Argentina", dijo.