Por la muerte de Nisman, denuncian "campaña desestabilizadora internacional" - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 1 Feb 2015Domingo, 01/02/15 atrás

 Un día antes de la muerte del fiscal Alberto Nisman, el periodista Horacio Verbistky, a la par con otros referentes políticos, llamaron a "defender a Cristina de las agresiones", tanto de las "corporaciones mediáticas como judiciales".

Ahora, en virtud de la repercusión que el caso Nisman viene teniendo en los medios foráneos, un grupo de "Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales en Defensa de la Humanidad" denuncian una campaña contra el Gobierno nacional. Y la firma, entre otros, nada menos que Luis D'Elía.

Todo comenzó luego del cimbronazo que provocó el pedido de indagatoria de Nisman a la Presidenta, a quien acusó de encubrir la investigación por la voladura de la Amia, en 1994. De hecho, habría pensado incluso en pedir su detención.

 Es que el kirchnerismo vio (y aún ve) la medida de Nisman como una "agresión" a la Presidenta y publicó el domingo 18 en Página/12 que "de progresar la agresión contra la presidente, no puede descartarse una convocatoria a la movilización en las calles".

Por su parte, Nuevo Encuentro, el partido de Martín Sabbatella lanzó al unísono un comunicado en el que hablaba de "máximo nivel de alerta de todos los argentinos y argentinas" por las "operaciones de las corporaciones mediáticas y judiciales".

En las últimas horas, referentes K denunciaron una "campaña de desestabilización de los medios hegemónicos internacionales, en conjunción con las fuerzas de la derecha autóctona contra el gobierno de la presidenta Cristina Fernández iniciado a partir de la muerte del fiscal Alberto Nisman".

Luis D'Elía firma el documento. 

Según un comunicado, el documento lleva "la firma de más de 50 personalidades de América y Europa", pero también de algunos argentinas, como el imputado Luis D'Elía y el filósofo y funcionario Ricardo Forster.

“La ausencia de la solidez necesaria para exigir la indagatoria de la Jefa del Estado -con toda la gravedad institucional que una tal acusación implica- así como la sórdida pugna interna en la ya disuelta Secretaría de Inteligencia de la Argentina donde sectores recientemente desplazados de la SI intentan erosionar la figura presidencial, tienen como objetivo perjudicar las posibilidades del candidato del kirchnerismo en las próximas elecciones presidenciales” aseguraron en el documento y llaman a “estar vigilantes sobre el desarrollo del plan desestabilizador”.