Interesante informe de La Nación sobre las últimas horas de Nisman - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 1 Feb 2015Domingo, 01/02/15 atrás

 Los días previos a su muerte, el fiscal del caso Amia que acusó a la Presidenta de encubrimiento, Alberto Nisman no paró de hacer cosas.

Desde listas del supermercado dar órdenes y juntar documentos a encargar tareas para la semana siguiente. 

¿Son esas las típicas horas de un suicida? El diario La Nación elaboró un informe que pone esto en duda.

-El viernes mantuvo reuniones en su casa para trabajar en la presentación de su denuncia ante el Congreso; el sábado, a las 20, recibió su última visita conocida. 

 -Soledad Castro, la secretaria letrada de la fiscalía que se quedó durante la feria, es una de las pocas personas en las que Nisman confiaba para trabajar y de las últimas que lo vieron con vida.   

-El viernes al mediodía fue al departamento de Nisman cerca de las 14 y le llevó papeles que necesitaba para el lunes; estuvo unos minutos. 

-El sábado se contactaron por teléfono todo el día, desde la mañana hasta las 19, cuando él le anunció que la iba a necesitar el domingo al mediodía.

Diego Lagomarsino, el último en ver a Nisman con vida. 

-Quería reunirse con ella para cerrar su presentación en la que acusaba a Cristina Kirchner por encubrimiento. Esa llamada fue el último contacto. 

-El sábado, Castro volvió a reunir notas y apuntes que Nisman le había pedido. Todos sus últimos diálogos fueron sobre la presentación del lunes; pero además él le adelantó algunas tareas que esperaba que ella hiciera en la semana

-El sábado por la mañana Nisman llamó a uno de los policías que tenía asignados para su protección, Rubén Benítez, el de más confianza con él. Lo invitó a entrar en su departamento y le pidió asesoramiento para comprarse un arma. 

-Diego Lagomarsino, el experto informático que le dio el arma con la que el fiscal apareció muerto. En una entrevista con The Guardian,  dijo: "Le pregunté: «¿Cuándo voy a verte?». Él me contestó: «Después del lunes»".

Vista externa del departamento de Nisman. 

-Durante la tarde del sábado, Nisman intercambió mensajes de texto y WhatsApp y habló por teléfono con distintos periodistas y con la diputada nacional Patricia Bullrich. 

-A las 18.27, el vicepresidente de la DAIA, Waldo Wolff, recibió un mensaje de WhatsApp que le envió Nisman con una imagen en la que aparecen los papeles en los que el fiscal estaba trabajando para su presentación en el Congreso. 

-Nisman le había advertido al jefe de su custodia, el comisario Eduardo Soto, que quería ser él quien organizara los movimientos y horarios de los policías que tenía asignados, y que se había negado a que ellos les reportaran a sus superiores lo que hacía.