Sin mucho esfuerzo, Delpo avanzó a cuartos del US Open - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 5 Sep 2016

 Más rápido que lo esperado, el tandilense Juan Martín Del Potro se instaló hoy en los cuartos de final del abierto de tenis de los Estados Unidos por el abandono por lesión del ascendente austríaco Dominic Thiem, al que vencía por 6-3 y 3-2.

"Ganar de esta manera nunca es lindo" 

Del Potro llegará a cuartos casi gastar energías pues jugó solo una hora y 12 minutos ante Thiem, 10 del ranking mundial, que adujo una molestia en la pierna derecha, que no pudo superar tras una asistencia del médico en el último de los descansos.

El argentino se medirá en cuartos con el ganador del partido que jugarán el suizo Stan Wawrinka, 3 del mundo, y el ucraniano Illya Marchenko (63). 

Thiem no pudo terminar el partido


"Ganar de esta manera nunca es lindo", evaluó Del Potro en referencia a la lesión de su rival, que, dijo, "tenía mucho por avanzar".

No obstante celebró por ESPN que está jugando "cada vez mejor" y dijo sentirse "un privilegiado estar entre los ocho" mejores del torneo que más le gusta.

Thiem es uno de los valores en ascenso que tiene el tenis mundial, y con 23 años es el jugador más joven del top ten, por lo cual el último campeón del ATP de Buenos Aires era un rival exigente para estar entre los ocho mejores.

Del Potro también tuvo molestias

El quiebre del saque del argentino en el tercer game consumado con un drive sobre el fleje parecía un aviso de lo que vendría pero solo fue un amago, porque de allí en más Thiem no pudo ganar un saque en el primer set que Del Potro se llevó en 38 minutos.

Del Potro volvió a quebrar rápido, Thiem peleó para limar la desventaja pero no pudo y terminó con la asistencia médica. Intentó volver a la competencia pero el dolor se lo impidió.

Del Potro, entre los mejores ocho del US Open.

El tandilense estiró su estadía y por ende sus ilusiones en este torneo, el que más quiere, y que lo tuvo como campeón en 2009.

Cada vez más desacantonado ante el público y como rubricando sus dichos de celebrar el día a día, Del Potro tuvo una interacción en el final con el público en el imponente estadio Arthur Ashe, el principal escario del complejo en Flushing Meadows. 

Del Potro y su derecha, un arma poderosa