Rodrigo Lussich para el Post: Los enigmáticos del sábado - Mendoza Post
Sábado 31 Ene 2015Sábado, 31/01/15 atrás
porRodrigo Lussich
Espectáculos

Nuevamente vamos a jugar con enigmáticos. No podemos develar los nombres de los protagonistas de estas historias porque justamente se trata de data que no puede revelarse con nombre y apellido. Pero las pistas dejan muchas chances de arriesgar y acertar. 

Contale estos chimentos a tus amigos y saquen sus propias conclusiones...

Famosos tacaños:

Una conocida coreógrafa aprovecha siempre para recordar los teléfonos de sus escuelas. No deja nota sin pasar los chivos que suelen extenderse tanto que finalmente la corta el conductor que la está entrevistando.

Otra gran figura de nuestro país, sino la más grande, piensa cada inversión, y si bien es multi millonaria, no anda despilfarrando por ahí. Se cuida y tiene asesores que le dicen cómo y dónde invertir sus ganancias.

Basta de chivos con la escuelas de danzas, por favor. 

La que peor fama se ha ganado -aunque no creemos nada de lo que dicen- es una querida conductora del medio televisivo. Anécdotas hay miles, muy jugosas, sobre su especial cuidado del dinero, y hasta de cierta tacañería, pero nada de eso ha sido comprobado así que no nos sumaremos a semejante maldad.

Contaban miembros de su producción innumerables casos de canjes que se llevaba de su programa a su casa, como por ejemplo jarras térmicas de una conocida marca que descansaban apiladas en una alacena de su amplísima cocina que un día encontró alguien de su familia y le dijo "¿Para qué querés todas estas jarras?".

Hasta una voz maliciosa dijo que una temporada se llevó cientos de huevos de pascua de un aviso para derretirlos y hacer baño de chocolate y cobertura para tortas.

Nada se pierde, todo se transforma.

Son solo mitos del mundo del espectáculo, pero lo cierto es que la plata, cuando se gana en grande, se cuida más. Y si se gana poco, se vive del canje. Al menos para muchos en la farándula es así.

Amores ocultos:

Los amores entre actores suelen ser bastante comunes. En este caso la pareja en cuestión no se oculta a los ojos de sus compañeros. Van de la mano casi siempre y es "vox populi"que hay amor entre ellos.

Él está comprometido y de ella no se sabe demasiado. El peligro radica en que varias veces han ido almorzar juntos y se "hacen mimos" adelante de todo el mundo.

Amor oculto.

No vamos a aclarar si es una ficción que está en el aire o una que se está grabando, pero lo cierto es que esta pareja de la ficción vive fogoso romance en la realidad.

La chica ya puso fecha límite para el "blanqueo", sino da por terminado el romance "prohibido".

Él está desesperado pero no puede terminar con su historia oficial.

El tercero y último enigmático se trata de un periodista que invitó a otra periodista a su casa, quien se ilusionó con una cita romántica. Él le propuso cenar juntos y ella hizo dieta todo el día para la velada, se depiló y fue a la peluquería

Cuando llegó a la casa de él, la esperaba en pantuflas y de comida no había ni de delivery. Finalmente, el periodista le pidió que le hiciera una sopita instantánea, se sentaron a ver televisión y, de remate, le dijo: "¿No me hacés unos masajitos en los pies?"

"¿No me hacés una sopita instantánea?"

Ella se encontró en mitad de la noche muerta de hambre, tomando sopa de verduras, haciendo masajes en los dedos del periodista y el pescado sin vender.