Un jefe policial en San Rafael protoganizó un violento escándalo - Mendoza Post
Viernes 30 Ene 2015Viernes, 30/01/15 atrás
porCarlos Fernández
Periodista

Un jefe de alto rango de la Policía de Mendoza está muy complicado luego de que ayer protagonizara un hecho de violencia familiar en la casa de su ex concubina a quien agredió salvajemente. También fue golpeado con saña el padre de la mujer quien ya radicó la correspondiente denuncia. 

La escandalosa noticia trascendió a través del diario digital Información Ciudadana. Uno de los pocos medios que en San Rafael se ocupa de ventilar asuntos caros que afectan a la sociedad de ese departamento del Sur provincial. 

Y el incidente de proporciones tiene en el centro de la escena al sub comisario Pablo Gustavo Blangero Alasino (43), quien asumió como titular del CEO de San Rafael en julio pasado luego de que dejara el cargo el comisario Carlos Mir, ahora a cargo de la comisaría 27 de Villa Hipódromo, en Godoy Cruz.

Según el Director General de Policías en Mendoza, Juan Carlos Caleri, admitió conocer el hecho e informó que "el funcionario ese está de licencia anual, ha tenido un inconveniente familiar donde se han radicado las pertinentes denuncias en la comisaría de jurisdicción", manifestó.

En tanto añadió que "ha intervenido el Poder Judicial y hoy en la mañana estaban citados por la Justicia. 

También se le ha dado conocimiento a la Inspección General de Seguridad sobre el hecho. Eso es lo que nosotros tenemos", afirmó.

Sin embargo, respecto a lo publicado por Información Ciudadana sobre un posible encubrimiento de parte de otros jefes policiales quienes concurrieron al lugar mientras se producían los hechos violentos y no sólo no lo arrestaron sino que lo sacaron del lugar (la vivienda de la víctima), Caleri respondió: "No tengo conocimiento de eso. Sobre esa situación no puedo ni negar ni afirmar esa información. Sí se que que ha intervenido la Justicia. No puedo confirmar eso", manifestó.

El agresor junto a su víctima, cuando la relación andaba bien.

Según el diario digital sureño: "Todo comenzó alrededor de las 19.30hs, cuando Blangero se comunicó en forma telefónica con su ex pareja Monica Mabel Garcia(39 años), para avisarle que concurría a su domicilio de calle Quiroga al 200, donde vive con sus padres, para retirar un lavarropas, sillones,mesas de luz y herramientas de su taller, entre otras cosas. En el llamado Alasino advirtió a su ex pareja textualmente “Sino me das mis cosas se arma manso kilombo”, la mujer alarmada y como ya durante su convivencia Blangero, le había propiciado golpes, llamó a su padre Humberto Garcia Lopez (65 años), para que viniera rápido a protegerla", relata la crónica sobre los hechos. 

Vivienda donde ocurrieron las agresiones que ahora investiga la Justicia.

Y continúa: "Lamentablemente Blangero llegó antes que el progenitor a su domicilio, la mujer se negó a abrirle la puerta y el convenció a uno de los hijos por la ventana e ingreso a la vivienda por la misma. Una vez adentro el Sub Comisario comienza a insultar a su ex, amenazándola de quitarle a sus hijos, que la va a prender fuego, etc, en ese momento llega el padre de Garcia en compañia de su amigo Rubén Garcia (62 años), mientras que Blangero ya había cargado algunas pertenencias a la camioneta en la cual habría llegado al lugar, comienza a insultar a su ex suegro, lo empuja, lo tira al piso, se le sube arriba proporcionándole golpes de puño salvajemente, en ese mismo instante su ex concubina trata de defender a su padre, Blangero la toma del cuello marcándole el mismo, arrojándola brutalmente contra la pared, mientras que Rubén Garcia estaba llamando y alertando al 911 de la situación", agregó. 

"Inmediatamente y en forma que no es usual, llegan al lugar: En primer término la Oficial Inspector Morales, coordinadora de turno del dia de la fecha de Cuerpos Especiales, las motos del Umar, el Sub Comisario Luis Gómez, encargado del UCAR, el Comisario Carlos Siri, jefe de Cuerpos Especiales, Comisario Inspector Hugo Lucero, Jefe de la Departamental San Rafael. Cabe destacar que nada de eso se comunicó por la frecuencia policial, sólo se manejaron en forma telefónica para proteger la información, ya que estaba implicado un alto Jefe Policial. El último en arribar al lugar fue el Sub. Comisario Fernando Ludueña, segundo Jefe de la Comisaria 32, quien se abocó al procedimiento", completó. 

Los hechos fueron denunciados en la Comisaría 32 de San Rafael.