El candidato del Gobierno para la Corte, muy mal de papeles - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 30 Ene 2015Viernes, 30/01/15 atrás

Desde que Cristina lo nominó, su vida debe de haberse transformado en un infierno. Todos los ojos, revisores de archivos y detectores de frases y tuits poco felices se han arrojado sobre el abogado Roberto Carlés, el joven profesional de 33 años que Cristina propuso a la Corte Suprema de Justicia de la Nación. Ahora, el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal desmintió que el postulante de CFK haya trabajado en esa institución, como dice en su CV. Y lo van a impugnar tal como ya prometieron desde la oposición, por tratarse de un abogado “militante” del gobierno y que además tiene un contrato en el Senado de la Nación.

Desde el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal desmintieron que Carlés haya sido "asesor" de dicha entidad, tal como consignó en su currículum vitae. Según el vocero de la entidad y ex presidente por tres períodos, Jorge Rizzo, "no es cierto que Carlés haya sido asesor jurídico de esta institución en enero de 2004, como dice en sus antecedentes".

Justo en el momento en que la entidad recibió la notificación oficial para opinar sobre la candidatura de Carlés, ya anunciaron desde el Colegio que impugnarán su pliego a raíz de esta circunstancia.

Carlés apenas fue un aspirante a cadete. Estuvo 15 días recibiendo asesoramiento y luego nunca más se presentó.

Entre los antecedentes laborales del extenso currículum de Carlés aparece el punto polémico. "Asesor jurídico del Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (Asuntos Jurídicos, enero de 2004)", indica el documento que fue cargado en el sitio web del Ministerio de Justicia.

Para conocer un poco a Carlés, compatimos un video en el que habla del garantismo:

El "trabajo" de Carlés

"Le hicieron un contacto a través de Franja Morada que entonces controlaba el colegio. Nuestros abogados estuvieron durante enero de 2004 explicándole durante 15 días cómo sería el trabajo, pero no como asesor sino como pasante para hacer tareas de cadete. Iba a ingresar a trabajar el 1 de febrero de ese año, pero nunca apareció. Ni siquiera hizo falta despedirlo", dijo Rizzo.

Rizzo, tres veces presidente del Colegio de Abogados de la Capital, explicó que el cargo de asesor jurídico de la entidad es ocupado por una sola persona "en general de gran experiencia". "Es gracioso cómo una persona que todavía no era abogado iba a ser asesor jurídico del colegio. Está claro que quiso adornar su currículum".

El vocero adelantó que entre el lunes y el martes realizarán la impugnación de Carlés .

"Vamos a impugnar porque Carlés faltó a la verdad. Consideramos que una persona que va a ocupar tamaño cargo no puede tergiversar su CV. Es un desmérito muy importante que no puede pasar de largo", argumentó. El caso de Carlés hace acordar al de Daniel Reposo, un candidato a procurador propuesto por el gobierno, que debió declinar su postulación a causa de las inconsistencias en su CV.

Otro de las polémicas en el currículum de Carlés fue su designación en el Senado. En el CV, el candidato del Gobierno para reemplazar a Eugenio Zaffaroni asegura que desde enero de 2012 es asesor de la Cámara Alta, aunque sin especificar en qué área se desempeñó.

"Asesor del Honorable Senado de la Nación (1603/OC-AR); (enero 2012-actualmente)", indica Carlés entre sus antecedentes laborales, el punto número siete de su CV.

Carlés fue nombrado en la Dirección de Obras y Servicios Generales, un sector encargado de las tareas de mantenimiento del palacio legislativo, según publicó hoy el diario Clarín . El abogado fue nombrado en la categoría A1, la más alta en la escala jerárquica del Senado, con un sueldo cercano a los $40.000.