5 preguntas que tenés que hacerte antes de aceptar un trabajo - Mendoza Post
Post: Mendoza PostDomingo 1 Feb 2015Domingo, 01/02/15 atrás

 Cada vez es más frecuente en el nivel de rotación que tienen los empleados en una empresa. 

Mientras que en otros tiempos se hacía una carrera profesional en una compañía, hoy los empleados no duran más que unos pocos años.

"La gente permanece cada vez menos años en la empresa y por consecuencia su nivel de lealtad y compromiso es menor", asegura la destacada revista de negocios Forbes. Y hay que decirlo: el tiempo de permanencia de un empleado en una empresa es muy mirado en un CV.

Es por eso que desafortunadamente no son solo las empresas las que se ven afectadas por este hecho sino también los profesionales, quienes al tomar la decisión de forma precipitada, podrían afectar su propia carrera.

Es por eso que resulta importante hacerse las siguientes preguntas previo a tomar la decisión de aceptar una propuesta laboral:

1 ¿Cuál fue la primera impresión que te causó la empresa?

Como bien dicen la primera impresión nunca se olvida. Si de entrada pudiste percibir en el ambiente algo que te hace ruido internamente prestá atención a esas señales. Trabajar en un lugar donde no te sentís cómodo tiene fecha de caducidad.

2 ¿Cómo fluyó la comunicación con tu futuro jefe? 

Tu jefe es la persona a la que tendrás que mostrar resultados y quien valorará tu trabajo y capacidades. ¿Sentiste que puedes tener una buena relación con él? ¿Hubo buena química entre ustedes? Si de entrada la respuesta es no, pensalo bien antes de aceptar la propuesta de trabajo.

3 ¿Cuáles son tus prioridades en este momento? 

Dependiendo el momento en el que nos encontremos en nuestra vida, nos es más atractiva una propuesta laboral que otra. Quizá en este momento te planteas aprender y hacer Curriculum, quizá te veas atraído por el la jerarquía y las responsabilidades del puesto, o quizá es una solución temporal a tu situación económica y/o laboral. Cualquiera que sea el caso, toma la elección acorde con tus prioridades y de esta forma evitarás lamentarte de tu elección al mes de haberla tomado.

4 ¿La filosofía de la empresa es acorde a tus valores? 

Estás convencido que lo que hace y/o vende la empresa es algo que te convence, te gusta y va acorde con tu estilo de vida y valores. ¿Podrás hablar de la empresa con entusiasmo y pasión? ¿Te vas a levantar todas las mañanas convencido de que lo que estás haciendo está aportando algo positivo no sólo a tu vida si no a la vida de los demás? Sabelo: será muy difícil levantarte cada día a defender una empresa que no va a la par con tus principios.

5 ¿Te sentirás orgulloso de tu decisión? 

 ¿Es un trabajo del cuál podrás sentirte orgulloso? ¿Tendrás siempre la cara en alto al hablar de tu puesto de trabajo y de tu empresa? Si el trabajo te va a permitir no sólo crecer sino comprometerte a dar lo mejor de ti, estarás tomando una buena decisión.