¿Qué buscan las mujeres mendocinas en un boliche? - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 1 Feb 2015

 Debido a la nota: "Las claves para levantar y no rebotar en un boliche" hoy salimos con un nuevo artículo donde mujeres de distintas edades dan su visión de lo que pasa por la cabeza de una fémina a la hora de ir al boliche.

Muchos se disgustaron y muchos otros se divirtieron con esa nota que no tenía intenciones de ofender a nadie. A continuación la segunda parte vista desde los ojos femeninos:

La mujer cheta de 25 a 30 años:

Va al boliche a buscar al flaco que le gusta. Se puede ir con el muchacho una noche, pero su verdadera intención es tratar de concretar algo serio, un buen noviazgo para que luego sea su esposo.

Durante la semana averigua a que boliche va a ir el pretendido para encontrarse con el. 

¿ Por qué es este jóven el elegido ?

Según dijeron varias mujeres, es porque es "súper" canchero y su posición económica es más que cómoda.

La otra opción es que es el pibe que está de moda. Puede ser bien feo, pero su departamento en Penitentes lo hace el hombre más codiciado del grupo. Más de una se va a sentir identificada y se puede ofender, pero el materialismo está a la orden del día.

De todos modos siempre existe la señorita que pega el manotón de ahogada. Hace un tiempo que no tiene relaciones y un flaco aceptable le invita un trago y la quiere llevar a su casa. La mujer termina cediendo y quizá hasta termina enganchándose con el joven.

La desdepechada también existe: El flaco que quería se fue con esa "yegua" y tiene que atender sus necesidades.

Grupos de despedida de soltera, de la que se recibió o de la que cumple años:

Las de la despedida de soltera están totalmente desencajadas. Se emborracharon y se fueron al boliche con toda la fiesta encima. Algunas hasta se la pasan tocándole la cola a los flacos. Con seguridad, una de ese grupo termina encamada y las otras chapando por ahí.

Las del cumple o las que están con la nueva licenciada están un escalón por debajo que las de la despedida. Algunas no estarán con ningún hombre y otras podrán terminar a los besos, pero el desenfrene es menor.

Las amigas que salen entre ellas y tienen que volverse todas juntas:

Hay muchas chicas que les encanta bailar con sus amigas, se re divierten y no tienen ganas de que las jodan tanto. Van por el simple hecho de divertirse y pasarla bien. La que se fue a chapar con uno, después no la dejan irse con él. El flaco tiene que moverse muy bien para convencer a las amigas de que la dejen irse a su casa.

Las que sí o sí van de levante:

En general están de a 2 o 3. ¡Y sí!, están de levante y la verdad que necesitan desquitarse con un hombre. Está es la dama que no le interesa el prejuicio mendocino y hace lo que tiene ganas de hacer.

Las que tienen entre 19 y 23 años:

Pueden irse con el pibe que les gusta, pero ya hay algo de antes. Son las menos las muchachitas que son conquistadas por un chavon que no conocen, pero también esto sucede. En general se han emborrachado bastante en la previa o el flaco le invito uno o dos tragos.

Rompemos un mito:

Estamos en el siglo XXI, la mujer se liberó no sólo sexualmente, sino en todo sentido de su vida. En el boliche puntualmente, la mujer también encara a un hombre que le gustó en el momento o que le gustaba de antes y no está mal. En Mendoza hay mucho prejuicio y muchas oportunidades se dejaron pasar por el que dirán.

Muchas veces es más importante lo que piensan los demás, que lo que querés hacer.


Las mujeres también encaran, pero tienen sus métodos para marcar presencia pero a la vez no tratar de parecer que están regaladas.

¿ Qué hace una mujer para levantarse un hombre ?

1.  Se hace la que lo choca sin querer.

2. Cuando está con su grupo de amigas y el con sus amigos, se pone cerca y le pequeños empujones con la cola o la espalda.

3. Le toca la cola y se queda mirándolo.

4. Directamente se le para enfrente mirándolo fijo a los ojos.

5. Le agarra la mano mientras va pasando.