Fuertes contradicciones entre los custodios del fiscal Nisman - Mendoza Post
Por: Mendoza PostLunes 26 Ene 2015

Luego de cumplirse una semana de la muerte de Alberto Nisman, se inicia un nuevo tramo con el foco puesto en las contradicciones de la custodia asignada al fiscal. Es que, de acuerdo a los testimonios tomados la semana pasada, hay diferentes versiones sobre la hora en que los agentes decidieron subir al piso 13 luego de que el funcionario judicial no contestara los llamados telefónicos.

Según publica hoy Infobae, el suboficial superior Armando Niz aseguró que fueron a las 14:30 a tocar el timbre mientras que el sargento Luis Miño indicó que lo hicieron dos horas y media más tarde, a las 17. Además, uno de ellos indicó que habían estacionado el patrullero en el subsuelo debido a la lluvia y donde no entran las llamadas telefónicas; su compañero declaró que estaban en el estacionamiento de cortesía del complejo Le Parc.

Niz y Miño eran los oficiales asignados para proteger al fiscal el domingo, día en el que fue hallado muerto en su departamento de Puerto Madero. 

Tenían la orden de pasar a buscar al fiscal a las 11. Dicen que intentaron comunicarse a esa hora pero Nisman no respondió los llamados. Sus versiones se contradicen sobre lo que pasó en las horas posteriores. Sus dichos fueron revelados por el blog Relaciones Interncionales.Co que dirige la periodista Teresita Dussart.

Se cumplió una semana de la muerte de Nisman y aún no se sabe cómo murió

Ese mismo sitio difundió la declaración del custodio Rubén Benítez, quien trabaja con Nisman hace 15 años y en muchas oportunidades hacía las veces de chofer del fiscal. Este agente aseguró que el sábado al mediodía el fiscal lo invitó a su departamento y le pidió prestada un arma porque estaba preocupado por su seguridad y la de sus hijas.

Esta versión coincide con la de Diego Lagomarsino, el especialista en sistemas que estuvo en la casa de Nisman el sábado por la tarde y declaró espontáneamente ante la fiscal Vein. 

¿Nisman temía por su seguridad personal?

Lagomersino dice que el calibre .22 hallado en el departamento del fiscal es suyo y que el funcionario judicial se lo había pedido prestado porque tenía miedo.