¿Aprietes y amenazas a escritores desde el Ministerio de Cultura? - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 27 Ene 2015

Los escritores Angélica Gorodischer y Guillermo Saccomano denunciaron al Ministerio de Cultura de la provincia por haberlos presionado a firmar un documento que no habían escrito. Los literatos fueron convocados para ser jurados del concurso y cuando intentaron declararlo "desierto" por la baja calidad de los textos presentados, desde el ministerio dijeron que no cobrarían sino firmaban un documento escrito por funcionarios del órgano de cultura.

En octubre de 2014 se abrió la convocatoria para participar del Certamen Literario de Vendimia organizado por la cartera de Cultura de la provincia de Mendoza donde se elige y premia textos de distintos géneros como novela, poesía, cuento y teatro.

Es en ese marco que se convocó al escritor Guillermo Saccomanno para que presidiera el jurado en la categoría Cuento, y como miembros a Angélica Gorodischer y al mendocino Mariano Jofré.

Cuando los escritores recibieron el material, y luego de una exhaustiva lectura, consideraron que los textos no cumplían los estándares mínimos para elegir un ganador y –tanto Saccomanno como Gorodischer– consideraron que había que declarar desierta la categoría.

Al día de la fecha Angélica Gorodischer no ha cobrado por su participación aunque desde el Ministerio le comunicaron que se había realizado un depósito el miércoles 14 de enero.

Allí comenzó un derrotero de entredichos con las autoridades del ministerio que llegó, según denuncian los escritores, al límite de presionar a los miembros del jurado para que se eligiera un ganador e incluyó una amenaza de suspensión de pagos si no se firmaba un acta cuyo texto había sido modificado, cambiando los términos en los que había sido escrita por Saccomanno.

La no-palabra oficial

El diario Tiempo Argentino intentó comunicarse sin suerte con la ministra de Cultura mendocina, Marizul Ibáñez. Su vocera Andrea Antonucci prometió establecer con ese diario una comunicación, cosa que luego no cumplió. "Tienen que tener en cuenta que las demoras se producen porque están cobrando desde el Estado. La señora Gorodischer ya fue informada de que ya tiene fecha de cobro. Se le llamó y se le explicó hace dos semanas, y a fines de la otra se había coordinado fecha de depósito", explicó desde el área de Ediciones Culturales, Romina Valente, acerca de la tardanza, aduciendo un problema burocrático que dijo estaba "fuera de su área", que depende de Vanesa Funes.

Testimonio del jurado

Angélica Gorodischer, escritora y jurado.

"Me escribieron pidiéndome que fuera jurado del Certamen Literario de Vendimia, para la categoría de Cuentos y dije que sí", contó a este diario Gorodischer. "Recibimos el material e hice lo que hago siempre: empecé a leer como loca. ¡Siempre tengo la misma actitud cuando soy jurado! Estoy atenta para encontrar algo bueno, me resulta muy agradable ese trabajo en ese sentido. Encontrar a alguien para estimular, para premiar. Me leí todo y realmente todo era de muy bajo nivel. Lamentablemente. Hasta había errores de gramática, de sintaxis ¡hasta ortografía! El material era malo y tanto Guillermo como yo dijimos 'esto hay que declararlo desierto'. Y ahí empezaron las cosas, el muchacho que era jurado de Mendoza, dijo que había leído uno de los cuentos que era maravilloso... Volvimos a releerlo, y a nosotros nos volvió a parecer lamentable. Guillermo que era el presidente del jurado hizo un acta explicando por qué –contra nuestro deseo– había que considerarlo desierto. Ellos modificaron el acta, hicieron una nueva y nosotros no la quisimos firmar. No la firmamos. Ahí dijeron que no nos iban a pagar. Que si no aceptábamos el acta no pagarían. Es el día de hoy (20 de enero) que no he cobrado", explicó Gorodischer, quien a sus 86 años sigue en plena actividad y es considerada una de las voces femeninas más trascendentes en el género de ciencia ficción en Iberoamérica.

Guillermo Saccomano, escritor y jurado.

Saccomano por su parte dio más detalles respecto del mal manejo administrativo pero también político del concurso. "Alrededor del mes de octubre comenzaron los manejos de los organizadores. Leonardo Martí, director de la Feria del Libro de Mendoza y el responsable del área de Letras de Cultura, telefoneó a la escritora Fernanda García Lao, sin saber que ella es mi compañera, para ver qué clase de tipo era yo: si era 'un loco como Fogwill'. Confiaba seguramente en contar con un jurado dócil que premiara de acuerdo a las necesidades demagógicas de su gestión. El material recibido, bastante escaso en número, fue pobre, chato, y en consecuencia decidimos con Angélica declararlo desierto. Jofre, por su lado, se inclinaba por un cuento que tanto Angélica como yo, mayoría, encontrábamos penoso. A partir de acá empezaron las presiones. Vanesa Funes, pareja y funcionaria de Martí, organizadora del certamen y responsable de Ediciones Culturales, empezó a llamarme pretendiendo que no declarásemos desierto el concurso. También pretendía que encontráramos –como fuera– algún material a premiar. Con Angélica no transigimos. Redacté el veredicto correspondiente. Pero más tarde Funes volvió a la carga comentándome que no cobraría los honorarios como jurado si no firmaba el veredicto que ahora me enviaban por correo modificado. Por entonces ignoraba que ya me habían depositado los honorarios, lo que torna el intento de chantaje en un papelón", relató el escritor.

Cabe destacar que por problemas de movilidad, Gorodischer, debe ser acompañada al banco cada vez que quiere ir a averiguar sobre sus haberes, cosa que realizó el 20 de enero a la tarde por última vez y según afirmó regresó con un comprobante donde figura que el pago aún no se acreditó.

La tradición

Como sabemos, la celebración de la cosecha de la uva es uno de los momentos más intensos del calendario cultural. Considerada la segunda fiesta de la cosecha más importante del mundo (por un ranking que realiza National Geographic, Top 10 World's Harvest Festivals), la Fiesta Nacional de la Vendimia es un megaevento que comienza con actividades a mediados de año –con la elección del guión de la fiesta central– y que involucra eventos culturales, deportivos y turísticos.

El concurso ya es una tradición en la provincia. De temática libre, tiene por objetivo promover y difundir la labor literaria de los mendocinos. Se concursa en los géneros Poesía, Cuento, Novela y Dramaturgia. Participan escritores mayores de 18 años, de cualquier nacionalidad, con residencia en esa provincia.