¿Cómo rindieron los refuerzos de Gimnasia? - Mendoza Post
Jueves 22 Ene 2015
porEmanuel Tristán
Editor de Deportes

 A Gimnasia por ahora han llegado tres refuerzos que ilusionan al hincha mensana: Elvio Fredrich, Damián Akerman y Genaro Vuanello (que volvió al club tras un año en Quilmes). Los primeros dos fueron titulares ante Godoy Cruz en el partido de ida del Torneo Vendimia, mientras que el tercero ingresó en la segunda etapa. En tanto Yair Marín fue la gran revelación del Blanquinegro.

El Lobo jugó un buen primer tiempo pero se quedó sin piernas en el complemento, periodo en que el Tomba aprovechó para hacer la diferencia física y ganar el partido con un cabezazo de Alvacete, paradójicamente un ex Independiente Rivadavia.

El Post te cuenta cómo rindieron las caras nuevas del Blanquinegro.

Yair Marín.

Yair Marín

El ex Palmira fue la grata sorpresa de la noche. El central se mostró firme para bancar la marca, rápido para anticipar y le ganó toda la noche a un rapidito como lo es Juanfi Garro. El zaguero fue el punto más alto de un Gimnasia que de mitad de cancha hacia atrás no fue demasiado exigido, pero cada vez que lo llamaron a su tarea, Marín respondió de gran manera.

Elvio Fredrich

El ex Boca fue el gestor de las jugadas de mayor peligro a favor de Gimnasia.

Fue el mejor de las flamantes incorporaciones ofensivas. Por su sector Gimnasia mostró el mayor desequilibrio. Rápido para desbordar y preciso para centrar. Además, de su pie Gimnasia generó las situaciones más peligrosas, siempre a partir de la buena pegada en pelota parada.

Damián Akerman

Ésta fue la más clara de Akerman: derechazo potente que se fue cerca del palo izquierdo de Moyano.

Mucho empuje y mucha solidaridad, pero poco acompañamiento. El ex Morón por momentos acusó demasaida soledad en la ofensiva pese a que Pereyra quiso ser su compañero de ataque. Contó con dos situaciones relativamente claras que no pudo culminar positivamente. Arrastró marca y trato de tener presencia, aunque a veces se lo comió la marca tombina, que lo superó siempre en número.

Genaro Vuanello

El Tano no gravitó.

Entró a los 12 minutos del segundo tiempo en lugar de Akerman y no mostró prácticamente nada. Arias lo ubicó como volante por izquierda, pero el Tano nunca logró entrar en el ritmo del partido. Desconocido e inconexo, su presencia pasó totalmente desapercibida.

Kuchner no entró

El otro refuerzo que estuvo convocado fue el brasilero Geovane Kuchner, lateral izquierdo de 20 años. Estuvo en el banco de suplentes y fue uno de los tres de los 21 citados que no ingresó.

Los refuerzos que faltan

Gimnasia debuta el 14 de febrero en la B Nacional y la dirigencia no descansa buscando nutrir el plantel con los jugadores que faltan. El técnico ha solicitado un volante central, un delantero externo y un delantero de área, todos jugadores de renombre que le cambien la ecuación. El Lobo también busca un carrilero por izquierda.