Las obras del ingeniero Eiffel en Latinoamérica - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 19 Jun 2016

La Torre Eiffel es la gran creación del ingeniero francés Alexandre Gustave Eiffel. Su legado también incluye el esqueleto de la Estatua de la Libertad de EE.UU y la unión de los océanos Atlántico y Pacífico en el Canal de Panamá.

Sin embargo, pocos están al tanto de su obra en Lationamérica. Argentina, Perú, Chile y Bolivia guardan en secreto grandes trabajos, que revelan el espíritu inquieto y el constante desarrollo de nuevos y vibrantes desafíos. Una fábrica de molinos, una vuelta al mundo, el puente más largo del planeta o hasta una casa de hierro perdida en la Amazonia son algunas de las joyas arquitectónicas al alcance de los turistas curiosos.

"El Forjador", en Buenos Aires

En San Telmo se encuentra el edificio "El Forjador", que fue declarado Monumento histórico Nacional y Municipal.

En 1906 comenzó la construcción y hoy se utiliza principalmente para fiestas y recitales. Las columnas, herrería de obra, cabreadas y capiteles fueron construidos y traídas desde Francia en barco y ensambladas en el lugar en forma artesanal con remaches a fuego, conservando una simetría perfecta.

"El Forjador" tardó diez años en levantarse y funcionó como una fábrica de molinos de viento y herramientas de campo y todavía conserva de aquellos tiempos la estatua tan características en su parte superior.

La vuelta al mundo de Córdoba

La vuelta al mundo de Eiffel está localizada en Parque Sarmiento. Si bien originalmente estaba destinada para Tucumán, el destino quiso que esta edificación de puro hierro forjado termine entre las sierras. Sus veinte cabinas, con capacidad para seis personas cada una, hoy son un homenaje a otro tiempos, ya que hace más de 30 años que dejaron de conectar el cielo con la tierra. En 2003, luego de una serie de robos, se la recuperó como un ícono de la ciudad.

La obras ya no funciona, pero es un símbolo de la ciudad.

Los "chalets ferroviarios" cordobeses

El caso de las casas prefabricadas en hierro es aún más extraño. Una, ubicada en el barrio San Vicente está abandonada y la otra, en Villa María. Si bien, por la complejidad de la construcción los "chalets ferrocarrileros", como se los conoce por estar montados en rieles y simular un vagón de tren, está ligada a la obra del gran constructor francés, algunos se animan a desafiar esta teoría porque la obra "no tiene firma".

La casas prefabricadas están envueltas en leyendas.

Los chalets llegaron desde Francia durante la década del '20 y poseen un complejo sistema de ventilación por ranuras en los techos y las paredes, por su parte, son planchas de hierro prensado con una cámara de aire interna. Si bien se desconoce quién fue el responsable de su compra y traslado, algunas leyendas locales lo atribuyen a un multimillonario estadounidense de la época.

El caso de los molinos

El molino, sin aspas, queda en pie El molino, sin aspas, queda en pie

Argentina era uno de los centrales productores de materia agrícola del mundo y el ex gobernador cordobés Ambrosio Olmos tuvo la gran idea de traer dos molinos para sus estancias. Fueron presentados durante una Exposición Rural de Buenos Aires y maravillaban a todos por su altura de tres pisos: 35 metros. Fueron trasladados a las propiedades de los Olmos, en Capilla del Monte y otra en Río Cuarto, aunque con el tiempo desaparecieron, como mucho del patrimonio arquitectónico del país. De uno solo queda la base sin las aspas, mientras que el otro -localizado en la estancia El Duraznillo- fue demolido.

La Casa de Hierro en Perú

La joya de la selva amazónica

A solo unos cuantos kilómetros del cruce de los ríos Ucayali y Marañon, que inician la leyenda del gran Amazonas, perdida, enquistada en una ciudad aislada, a la que solo se llega en avión o barco, se encuentra la Casa de Fierro.

El diseño de la casona fue realizado por Eiffel en 1860, para ser construido, pieza por pieza, en los talleres belgas de Forjes D' Aisseau. Así nacía a la que se considera la primera edificación prefabricada en América. Luego, le llegaría el honor de ser exhibida durante la Exposición Universal de París, que se desarrolló durante seis meses en 1889, junto a su hermana mayor, la afamada torre, daba la bienvenida al evento y que posteriormente, cuando las luces se apagaron, se mantuvo estoica ante el rechazo de los citoyens hasta convertirse en el emblema de una galia hacia el futuro.

La Casa de Hierro llegó en plena fiebre de oro del caucho.

Su primer dueño fue Julio H. Toots, uno de los aventureros que se enriquecieron durante la fiebre del caucho que convirtió a las ciudades amazónicas en prósperos centros económicos y culturales, con reminiscencias de arquitectura española, portuguesa y, claro, francesa. La más favorecida fue Manaos, considerada en esa época como la metrópolis con mayor desarrollo de Brasil y una de las más prósperas del mundo.

Tacna, la iglesia que "sobrevivió" a la Guerra del Pacífico

La ciudad más austral de Perú, que fue eje de disputa con Chile durante la Guerra del Pacífico, guarda un secreto, su catedral. José Balta, ex presidente chileno, fue uno de los mayores promulgadores del proyecto, quien también llevaría varias obras de Eiffel a Arica, en el territorio actual del país trasandino.

La Catedral nació chilena, pero en la actualidad pertenece a Perú.

Comenzó a construirse en 1875, pero debido a la "Guerra" quedó en stand by hasta 1954. El trabajo estuvo a cargo del ingeniero Carlos Petot, representante de la firma de Eiffel y bajo la dirección técnica del arquitecto Tadeo Strujemski.

Arequipa y el puente más largo del mundo

Era un orgullo. Una institución. El Puente Bolívar, también llamado "Puente de Fierro" también salió del tablero de Eiffel. La plataforma se construyó en 1882, y con 488 metros de largo, se mantuvo cómo el más extenso del planeta durante 7 años.

El Puente Bolívar fue el más largo del mundo por 7 años.

La Catedral Chiclayo

Sin hierro pero con un diseño exclusivo del francés La Catedral de Chiclayo, sin hierro, pero con un diseño exclusivo del francés

Chiclayo, ciudad que es bañada por las aguas del Pacífico, hospeda a la catedral de "Santa María Catedral". Si bien la estructura no es la clásica de Eiffel, donde el metal reina, él diseñó los planos de la que dominó como la Rose Meridionale. De estilo neo-clásico, comenzó a edificarse en 1869, aunque estuvo detenida hasta 1928 por falta de fondos.

Tres edificios emblemáticos en Chile

El presidente peruano José Balta estaba obsesionado en convertir al país andino en una potencia regional y para eso firmó contratos con empresas europeas para la explotación del guano e inició un ambicioso programa de construcción de ferrocarriles, entre otras medidas.

Sin embargo, la identidad de una región se construye a través de su arquitectura y, enamorado de las obras del francés, encargó tres edificios únicos para la costera Arica, conocida como la "Ciudad de la Eterna Primavera", por su clima plácido.

La primera en llegar fue la Casa de la gobernación de Arica, en 1872, que en sus inicios funcionó como residencia oficial del gobernador y para organizar actos protocolares. En 1987 su estructura sufrió graves daños debido a un terremoto, por lo que fue remodelada en 1996.

La ex Aduana de Arica, hoy Casa de la Cultura, se unió en 1874. Como toda la obra de Eiffel, su traslado duró meses de una travesía en barco. Al año siguiente llegó la obra más destacada de la tríada: la fastuosa Catedral de San Marcos, que reemplazó a la antigua Iglesia Matriz de Arica, que estuvo en pie 226 años desde la colonia, pero fue destruida durante el terremoto de 1868. En 984, la iglesia fue declarada Monumento Nacional. La obra se caracteriza por su sorprendente estilo gótico, pero con una estructura metálica.

La terminal de ómnibus de Bolivia

La terminal de buses fue pensada para ser la estación de ferrocarril más importante de la capital boliviana La terminal de buses fue pensada para ser la estación de ferrocarril más importante de la capital boliviana

La estructura fue pergeñada como la principal estación de ferrocarril de La Paz, para unir a la capital boliviana con Guaqui. Fue construida, ensamblada, entre 1913 y 1917, pero a partir de 1925 comenzó a ser la sede de la Aduana. A partir de 1980, debido al crecimiento del transporte público de la ciudad paceña, se convirtió en la Terminal de Buses.

El edificio sufrió algunas modificaciones a lo largo del tiempo. La principal fue un cambio en la fachada. Antes, se podía ver el espacio interior a través de su arco vidriado, donde deslumbraba el cuerpo metálico traído de Pittsburg.