Bronca contra la Cámara Federal de Apelaciones - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 17 Jun 2016

En las últimas horas, recrudeció una polémica inesperada. Fue luego de que el cuestionado exjefe de la Policía de San Juan durante el mandato de don Eloy Camus en esa misma provincia, Enrique Graci Susini, fuera dejado en libertad por decisión de la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza.

Graci Susini está sospechado de haber cometido más de 60 hechos delictivos durante su paso por la policía.

El organismo le dictó la falta de mérito por nuevos hechos en los que estaba siendo investigado, pero no lo desvinculó totalmente. Si aparecen pruebas adicionales, puede ser imputado de nuevo.

El exfuncionario, a quien incluso le habían revocado el beneficio de la detención domiciliaria y lo habían enviado al Penal de Marcos Paz a principios de este mes, estaba sospechado de haber cometido más de 60 hechos delictivos durante su paso por la fuerza, como privación abusiva de la libertad agravada, tormentos agravados a perseguidos políticos y violación perpetrada con el uso de fuerza o intimidación.

Esta vez es la justicia Federal la que está en la mira

También, según recuerda hoy Diario de Cuyo de San Juan, le atribuían ser el organizador de una asociación ilícita que estaba dedicada a luchar contra la subversión en la etapa previa al golpe de Estado.

Pero pesó para la decisión que apenas ocurrido el golpe militar del 24 de marzo de 1976, Graci Susini fue detenido y permaneció en esa situación durante 2 años. Entonces, su defensa planteó que si el mismo Ejército lo metió preso, no se podía entender que él hubiera tenida participación en delitos de lesa humanidad, como los que le imputaban.

“Esta es la segunda vez que le dictan la falta de mérito porque ya en septiembre de 2013 le habían concedido el mismo beneficio en una causa donde se lo investigaba por presuntas detenciones ilegales y torturas sucedidas en la provincia en la época previa al golpe militar de 1976”, según diario de Cuyo.

El extitular de la Policía local había estado detenido desde mayo de 2012 hasta septiembre de 2013, aunque en la última etapa tuvo el beneficio de la prisión domiciliaria, por razones de enfermedad. Ahora había estado también en su departamento de Capital Federal, pero pocos días antes de la decisión de la cámara mendocina lo habían enviado a un establecimiento carcelario en Buenos Aires.