El PJ quiere enterrar al kirchnerismo - Mendoza Post
Por: Agencia TélamJueves 16 Jun 2016

 Dirigentes de diferentes sectores peronistas coincidieron en la “necesidad” de acelerar la renovación de figuras con proyección electoral, para “enterrar” al kirchnerismo tras el "caso López", y la mayoría coincide en que el futuro del peronismo para las próximas elecciones legislativas recae en el ex ministro de Interior y Transporte Florencio Randazzo y el diputado nacional Sergio Massa.

El efecto de la detención del ex secretario de Obras Públicas José López de los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner impactó en la mayoría de gobernadores, legisladores e intendentes peronistas, que mientras públicamente expresaron su repudio a la corrupción, en privado cruzaron comunicaciones e intensificaron sus negociaciones para un armado “justicialista puro”, según reconocieron diversas fuentes a esta agencia.

El triunfo del candidato delasotista en Río IV el pasado domingo, le da un impulsto importante a ese sector del peronismo.

Para más de un dirigente justicialista que hace unos meses dan infinidades de señales de olvidar de su apoyo al kirchnerismo y distanciarse todo aquello vinculado al espacio que lidera la ex mandataria, la detención de López 'in fraganti' con casi 9 millones de dólares en un convento de General Rodríguez fue “el golpe de gracia” para ese sector político dentro del PJ.

Uno de los primeros en blanquear esta posición fue Juan Manuel Urtubey, uno de los gobernadores peronista que mejor relación tiene con el presidente Mauricio Macri, quien disparó: "No sé si José López era Cristina Kirchner. Sí sé que es muy difícil pensar que él haya actuado sin la complicidad o el conocimiento de quien gobernaba".

Randazzo y Massa, dos ex funcionarios de Cristina Fernández que cuentan con la simpatía del Pro.

"El kirchnerismo fue. Hoy es irreversible", sentenció Urtubey en declaraciones a InfobaeTV y agregó: “Con esto, es técnicamente imposible que Cristina regrese a la política”.

Otro de los que definió la sensación que abarca a gran parte del peronismo en la actualidad fue José Ottavis, uno de los militantes de la agrupación La Cámpora que lidera Máximo Kirchner, y quien fue sindicado como uno de los mayores responsables del armado de las listas de las últimas elecciones en la que el Frente para la Victoria perdió en la provincia de Buenos Aires.

Sin medias tintas, el ex jefe de bloque de diputados del Frente para la Victoria de la provincia de Buenos Aires manifestó que “el kirchenrismo se terminó. El peronismo se tiene que transformar”.

Desde un grupo de intendentes peronistas bonaerenses nucleados por el Pacto de Padua -encabezados por el lomense Martín Insaurralde- surge la principal motorización para “darle fin al kirchnerismo” y comenzar a pensar en Randazzo como uno de los principales candidatos del PJ para los comicios del año próximo ya que para el peronismo es “fundamental ganar la Provincia en 2017 para pensar recuperar la presidencia en el 19”, según repiten como axioma los jefes comunales denominados 'Los Apóstoles'.

Gioja y Scioli, las autoridades del Partido Justicialista.

Entre los más moderados, un jefe comunal del oeste del conurbano optó por definir la situación política en el PJ como "una etapa que se terminó" y consideró que el caso López "les va a bajar los decibeles a los más ultra k que no entendieron que con la derrota el año pasado se concluyó un ciclo".

El complejo tablero político del peronismo recibió un duro golpe porque a los pocos meses de abandonar el poder debe encarnar una renovación que se ve alterada por casos de corrupción, lo que complica aun más la tarea de que los electores vuelvan a depositar su confianza en candidatos justicialistas que también tendrán la dificil misión de sumar el apoyo de los adeptos al kirchnerismo pero sin identificarse con los simbolos K, luego de la fracasada experiencia de Daniel Scioli en las presidenciales pasadas.