Ladrones - Mendoza Post
Martes 14 Jun 2016
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Las valijas de dinero no existían.

La ruta del dinero K era un cuento.

Leonardo Fariña era un fabulador.

Contar plata no es delito. ¿Y enterrarla de madrugada?

Los aviones  con plata eran un cuento de los periodistas de la “corpo”. Y de una amante despechada.

Clarín, Lanata, Hugo Alconada Mon, Wiñazki, y tantos otros, mentían.

La Rosadita no existía hasta que apareció el famoso video de los Báez contando la plata, con contadores y abogados.

A Cristina la persiguen por cuestiones políticas. No se quedó con nada. Los hoteles... ¿Tenían pasajeros?

Parte de la plata que López trataba de enterrar.

Lázaro es una víctima.

¿Se acuerdan de aquel presidente uruguayo que habló de argentinos ladrones, del primero hasta el último?

Nada era cierto, todo era dudoso. Hasta que apareció José López esta madrugada, ex secretario de obras públicas de la Nación durante los gobiernos del kirchnerismo, tirando bolsos con dólares, euros y relojes en el interior de un monasterio de General Rodríguez.

Hay que reconocerle a López que la portación de un fusil de asalto es una novedad en el entramado de la corrupción kirchnerista.

Ladrones. Tienen que ir presos. Y devolver la plata que les robaron a los argentinos.