En los próximos días podría faltar yerba en los supermercados - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 14 Jun 2016

Otra vez, los productores de yerba mate de Misiones y Corrientes se mantienen en estado de movilización, en reclamo de un mayor precio que se paga por el kilo de hoja verde.

Bajo la iniciativa de la Federación Agraria Argentina (FAA), a la que se unió también la Asociación de Productores Agropecuarios de Misiones (APAM), los productores se turnan para que alrededor de entre 60 a 80 representantes queden en los dos puntos de protestas, las 24 horas, en las rutas 12 y 14, en los puestos conocidos como Filadelfia y Cuay, cerca de las localidades de Ituzaingó y Santo Tomé, donde se identifican los camiones transportadores, a los que no se les permite el paso.
Según destacó Eliseo Rovetto, Secretario de Economías Regionales de FAA, los reclamos principalmente pasan por dos aspectos: primero y fundamental, por el valor del kilo de la hoja verde, que actualmente se encuentra en $ 4,80 para el productor, un valor que desde las agrupaciones de productores consideran escaso.

El valor del kilo de la hoja verde, que actualmente se encuentra en $ 4,80 para el productor. 

En segundo lugar, se reclama por los plazos de pago diferido, que actualmente se realizan con cheques a 180 o 300 días. "Reclamamos por que se vuelva al valor histórico de 50 centavos de dólar el kilo, como estaba en 2015, y por lo que hoy debería estar en $ 7,20. Además de la necesidad de que se pague por lo menos una parte al contado, porque los productores necesitan pagar al cosechero en el momento", afirmó Rovetto.

Según difundió la agencia DyN, el conflicto se desató a fines de abril, tras la aprobación del precio por parte del Ministerio de Agroindustria, ante la falta de acuerdo del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM). Además, fue motivo de fuertes denuncias la decisión del sector industrial de abonar la materia prima con plazos de hasta 360 días, lo que derivó en una paralización de la cosecha que se extendió por quince días. Tras reuniones con el ministro Ricardo Buryaile, se dejó entrever la posibilidad de un reajuste en el precio, si iba sujeto a las paritarias de los trabajadores rurales, la fijación de una línea de créditos y un mayor control en la comercialización. Desde el Ministerio, evitaron hacer declaraciones sobre este tema.