El hombre que pagó las cuentas de su hermano mayor - Mendoza Post
Por: Mendoza PostJueves 22 Ene 2015

El hermano de una de las bandas más importantes de narcotraficantes de Mendoza fue asesinado anoche de siete balazos por un presunto ajuste de cuentas. Las bandas de Marcelo “Gato” Araya y Daniel “Rengo” Aguilera han estado enfrentadas históricamente.

Incluso llegó a tener pedido de captura internacional.

Este Araya estuvo sindicado durante la investigación de la Justicia Federal en las causas por narcotráfico y contrabando, las cuales ya están elevadas a juicio y se esperaba que este año se desarrollen los debates en tribunales federales.

Los antecedentes de Pablo

Si bien Pablo fue condenado a cuatro años de prisión por delitos contra la propiedad, la Justicia nunca logró comprobar sus vínculos con los hechos por los que lo culpan a su hermano.

El sostén de la investigación federal se basó en varias escuchas telefónicas donde reconocieron las voces de varios integrantes de la banda de Araya y desde donde surgieron los datos de los crímenes que fueron aportados a la Justicia provincial. Sin embargo, la voz de Pablo Leandro Araya nunca fue reconocida en el expediente.

En 2012, en tanto, libraron una orden de captura internacional contra Pablo, acusándolo de ser el financista de la banda de su hermano. El hombre, entonces, se presentó ante la Justicia espontáneamente y quedó detenido en agosto.

Tras pasar casi cuatro meses preso en Almafuerte, junto al Gato, el juez Walter Bento ordenó su liberación por falta de mérito. En ese momento declaró que hacía 7 años vivía en España y la Justicia no logró encontrar pruebas para acusarlo de ser quien realizaba los pagos e inversiones de la banda.

Durante los debates orales y públicos en la Justicia provincial donde su primogénito estaba sindicado como instigador de los crímenes, Pablo Araya prefirió ausentarse a la mayoría de ellos, aunque en la última sentencia estuvo presente.

El nexo para afuera

Con el Rengo Aguilera en libertad, los investigadores sabían que el enfrentamiento estaba latente. 

Desde entonces, el hombre asesinado en la madrugada de este miércoles se había convertido en el nexo exterior del Gato Araya, quien quedó alojado en el penal de Almafuerte tras ser encontrado culpable como instigador de los homicidios.

El hermano mayor

Desde el año 2010 hasta el 2013 se produjeron varias detenciones de la banda que lideraba el Gato en esa zona del este de Godoy Cruz, acusada de tráfico de drogas y varios hechos violentos.

Marcelo “Gato” Araya, de 40 años, fue cabeza de una organización criminal y enemigo íntimo del líder de la barra brava de Godoy Cruz, Daniel Rengo Aguilera. El Gato tiene dos condenas a prisión perpetua por los crímenes de Ezequiel Salas –en el barrio La Gloria- y los albañiles Darío Chochán Echevarrieta y José Chirola Escudero –conocido como el doble crimen del Carrizal, todos ocurridos en enero de 2010.

¿Un chico de 13 años murió por esta pelea?

Ivan Riveros Mendez, de 13 años, murió el domingo cerca de las 17:30 de un balazo en la cabeza en el barrio La Gloria de Godoy Cruz.

No se sabe si participó del fuego cruzado o recibió la herida fatal en otras circunstancias.

Según el informe policial el llamado de 911 alertó sobre una balacera ocurrida en el cruce de Vélez Sarfield y Bahía Aguirre. Cuando llegó el personal del Servicio de Emergencias coordinado (SEC), el personal médico constató el deceso de la víctima por un disparo en el cráneo.

La policía buscaba a un hombre apodado “El Chalita”, quien está prófugo por el momento y tampoco se conocen los motivos que habrían desencadenado el enfrentamiento.

Fuente: El Sol y Sitio Andino