Caso de la beba ahogada: “No existe el instinto maternal” - Mendoza Post
Jueves 22 Ene 2015
porAna Paula Negri
Periodista

Delfina Guadalupe Henríquez, de apenas 8 días, falleció ahogada en una pileta de lona en el patio de su casa. La nena fue encontrada flotando boca abajo alrededor de las 6 y llegó al hospital Carrillo muerta. Cynthia Henríquez, de 20 años, fue imputada por el delito de homicidio agravado por el vínculo y se abstuvo de declarar.

El Post entrevistó a dos psicólogos para esclarecer el caso:

El licenciado en psicología, Gastón Cottino, mat. 1548, explicó que la depresión post-parto puede durar hasta un año y tiene características parecidas a otras depresiones como tristeza, pérdida de vitalidad, acciones suicidas, disminución del apetito, disminución de las funciones vitales, entre otras. Aunque asegura que una depresión de este estilo no puede ser la causante de que una madre mate a su hijo.

Cottino, al respecto, hizo referencia especialmente al artículo 34 del Código Penal que refiere a cuándo un ciudadano es o no punible (puede o no ser juzgado y condenado) y comienza así: “El que no haya podido en el momento del hecho, ya sea por insuficiencia de sus facultades, por alteraciones morbosas de las mismas o por su estado de inconciencia, error o ignorancia de hecho no imputables, comprender la criminalidad del acto o dirigir sus acciones.” 

Gastón Cottino, licenciado en psicología. Foto: mdzol.com

“Decidir la imputabilidad una persona puede ser complicado, porque esa persona puede estar bajo los efectos de un cuadro psicótico y estar consciente de sus actos”, aseguró Cottino.

El psicólogo asegura que este artículo no es lo suficientemente específico, por lo que los peritajes psicológicos deberían incluir una entrevista clínica psicológica y tener en cuenta la relación madre e hija, el vínculo entre ellas, la historia de cómo la mamá quedó embarazada, qué pasó en el parto, cómo decidió traerla al mundo, entre otras cosas, antes de imputar a la joven. Agregó que “está demostrado que el instinto maternal no existe, por lo que es importante que se tenga en cuenta si la madre trae al bebé al mundo como un objeto de amor o de qué”.

Hugo Lupiañez, experto en criminología.

Foto: Los Andes.

Por su parte, el licenciado en psicología y magíster en criminología Hugo Lupiañezmat. 65, explicó que el protocolo incluye realizar estudios de personalidad al acusado para saber si presenta algún tipo de patología psicológica que pueda alterar al uso de sus facultades.

Uno de esos exámenes es el “Inventario Multifásico de Personalidad de Minnesota” o MMPI que constituye una de las pruebas más usadas en salud mental. El test puede medir los niveles de impulsividad, depresión, manejo de impulsos de la persona. Hacé click acá para ver un ejemplo usado para investigaciones.

Este profesional también considera oportuno realizar entrevistas psicólogicas para conseguir “pruebas específicas que determinen si en el momento del acto estaba sufriendo un cuadro psicótico grave que provoca la pérdida de vista de toda realidad”. También es importante tener en cuenta la formación de la persona ya que la educación puede ser determinante en la cosmovisión del mundo y así las decisiones que toma cada uno frente a diferentes situaciones. Por último agrega que “habría que hacer un análisis familiar para ver si ella fue la actora del caso o alguien de la familia”.

En conclusión, ninguno de los dos psicólogos consultados considera que sólo un test que acostumbre aplicarse puede ser suficiente para calificar de imputable a la mamá de la nena, deben hacerse más peritajes para confirmarlo.