El desastre en tu cabello tiene arreglo - Mendoza Post
Domingo 1 May 2016
porNoelia Moreno Moon
Hair & Make-Up

Luego de varias semanas mostrando cambios, buscando opciones modernas para proponerte, mi intención de hoy es que analicemos algunos consejos para no cometer errores (o corregirlos).

Es como cuando vas por la calle y pensás (por favor no nos hagamos las desentendidas, todas las mujeres solemos hacer esto): “¿por qué se hizo eso?”; “¿no se da cuenta que se le ven las extensiones?”; “¿es necesario que tenga esas raíces?” o simplemente llegar a pensar “esta chica no está bien”.

Te hablo de colores o cortes que deberían pasar desapercibidos pero quedaron mal. La buena noticia es que existe la herramienta para cambiar ese color que ya pasó o arreglar ese desgaste que no va más solo un con touch.

Cortina de extensiones

Hace tiempo era más común ver desde mujeres adultas hasta adolescentes exponer el desagradable pegamento que sujeta los mechones de pelo al resto de la cabellera pero desgraciadamente estas prácticas siguen vigentes en la actualidad.

El hecho de que se vea la cortina de extensiones sucede por varios motivos: la cortina es de un color diferente al natural; el corte no permite conectar la cortina o simplemente se nota demasiado que la cortina es cortina. Esto último se debe a que generalmente no son de cabello natural por lo que se dañan terriblemente.

Por ejemplo: si tenés un corte muy corto y querés una cortina, intentá primero con una extensión de calidad que sea de tu mismo color. Si no es así, pedile a tu peluquero que la arregle. Y si tu largo es demasiado corto probá con porciones de extensiones que permitan hacer el cambio más paulatinamente.

El maldito desgaste

Pongámonos de acuerdo en algo, el concepto de la mitad de la cabeza decolorada falleció hace mucho y se los dije. Asique que vos sigas llevándolo no quiere decir que se use o quede bonito, menos si está mal hecho. Ni te cuento si encima está deslavado a tonos naranjas o amarillos o si tus puntas están a punto de suicidarse. Si el concepto de desgaste es lo que te gusta, es una tendencia que sigue a full pero en otras opciones, como los ya tan nombrados babylights.

No al desgaste, sí a los babylights.

Falta de tintura

Cuando hace mucho que no te retocás el color, todas nos damos cuenta, especialmente si se asoman unas canas entre tu color y el de la tintura.

Chicas, empezar a hacerse color es un camino sin retorno.

Eso implica que si te gusta que se te note el crecimiento, la raíz o la falta de mantenimiento, no hace falta que hagas nada, pero si te querés mantenerlo, hacelo bien. Mínimo una vez al mes debés ir al salón a arreglartelo, sino da un aspecto de una persona dejada, despreocupada por su imagen, aunque en el fondo todas sabemos que en general no es por eso, sino por justamente falta de tiempo.

Arreglarse el cabello demora entre una y dos horas promedio. Usá ese tiempo en la pelu para trabajar, descansar, leer un libro, las revistas de la pelu, hacer tu agenda semanal, pero tomalo de excusa para que realmente sea un tiempo en el que además de sentirte y quedarte lista para la semana aproveches y disfrutes.

El fino límite entre estar en onda y un completo desastre.


Volver al color natural

De la mano de lo anterior, muchas toman la decisión de no hacer nada más con su cabello luego de colores intensos o muy diferentes al natural. Pero en esa transición logran un aspecto desaliñado que es muy fácil de revertir.

Simplemente alcanza con hacer un baño de luz u oscurecer el color en etapas para volver a tener tu tono natural. La idea es que elijas la opción que se vea más natural y se adapte a vos para sentirte más segura y linda.

Se puede, como Britney.


Cortes que necesitan atención

Te hiciste un bob divino, pero te lo tenés que peinar constantemente porque tenés el cabello ondulado: típico ejemplo de un mal diagnóstico de tu peluquero y una mala decisión tuya.

De todas maneras, cualquier corte que te hagas requiere mantenimiento. El tiempo promedio es de 3 meses pero los más radicales o cortos van a precisar que los mantengas para que no se vea feo. Los cabellos cortos se mantienen perfectos cortándolos una vez al mes, incluso menos.

Peinalo como quieras, pero peinalo.


De lo que te hablo en esta nota es de decisiones acertadas, de cambios que puedas mantener, de aciertos que te permitan estar impecable, lista, y que te den seguridad. Sacale el máximo provecho a tu pelo y lucí como lo que realmente sos, ¡una mujer divina! Nos leemos la semana que viene, besos.


Noelia Moreno Moon - Estilista mendocina y colorista experta de L’Oréal.
Facebook: Noe Moreno Moon - Hair Stylist
WhatsApp: 2616725889