Mendocina en la tragedia Time Warp: "Nadie te pone una pastilla en la boca" - Mendoza Post
Jueves 21 Abr 2016
porPaola Bruno
Editora

Ella es mendocina, no va con vueltas y pidió la palabra para contar lo que vivió en la Time Warp el último sábado, la fiesta electrónica en la que murieron cinco chicos en Buenos Aires.  Se llama Micaela Luz Gomez, tiene 22 años, vive en Godoy Cruz, es empleada administrativa en una clínica y aseguró que: "Nadie te pone una pastilla en la boca. Uno decide si la compra o no y no es una novedad en las fiestas electrónicas".

"No hace falta drogarse para escuchar música electrónica", señaló Micaela. 

La chica viajó en avión junto con siete amigos para disfrutar dos días de música. Desde hace dos años, Mica va este tipo de espectáculos y pocas veces vio tanta gente junta,  a un chico convulsionando, poco personal de seguridad y casi ningún médico.

"Me llamó mucho la atención porque había pocos patovicas y solo vi tres ambulancias. Es más, en un momento me descompuse, tenía ganas de vomitar por el calor y le pregunté a uno de seguridad y me dijo que los médicos estaban en la otra punta", relató.

La mendocina fue con 7 amigos a la Time Warp.

Micaela llegó a la fiesta alrededor de la medianoche del sábado y, según sus palabras, en la fila para entrar "estábamos como ganado, apretados y habían algunas peleas", contó. 

Ella aseguró que sí había controles en el ingreso,  que salía agua en el baño de mujeres (al menos hasta las 2.30 de la madrugada del sábado) y  que vio a un chico convulsionar  mientras sus amigos hacían todo lo posible por poder trasladarlo hasta una ambulancia para que lo viera un médico. No se olvida de un hecho importante y que le pareció "tremendo": 

"Cerraron la barra a las 4.30, con el calor que se sentía era imposible estar ahí", recalcó.

Micaela, con anteojos, y sus amigos mendocinos en la fiesta.

Crónica de una noche negra

- ¿En qué consistían los controles?

- Cuando a mí me tocó, me revisaron hasta los cigarrillos por temor de que se pasara algo. Habían controles para hombres y mujeres y hacían cacheo si notaban algo extraño.

- Después de pasar, ¿con qué se encontraron?

- Cuando vi la cantidad de gente que había, lo primero que hice fue comprar agua, compré seis botellas.

- ¿Cuánto te costó cada botella de agua?

- $50; una cerveza costaba lo mismo; un fernet, $90 y un vodka, $115. Lo terrible fue a las 4.30 cerraron la barra y no podías comprar nada.

Time Warp, la fiesta de la muerte

- ¿Te ofrecieron las famosas pastillas?

- A mí, no. En estas fiestas siempre hay. Lo que quiero decir es que nadie te pone una pastilla en la boca, están ahí y uno elige si las acepta o no.

- Es fácil acceder.

- Totalmente. No hay que ser ingenuo ni subestimar a nadie, pero de ahí a que te abran la boca y te metan una pastilla, no lo he visto nunca.

- ¿En qué momento la fiesta se volvió insoportable?

- Cuando no hubo más líquido, yo estaba adelante, cerca del DJ, y no me podía mover, me tenía que quedar quieta y estaba tan transpirada que parecía que estaba abajo de la lluvia; era impresionante.

Ver también: ¿Qué le hace al cuerpo la droga que mató a 5 chicos?

La justicia investiga qué pasó en la fiesta

Misión imposible: salir de la fiesta

La noche de sábado continuaba su marcha pero el ritmo comenzó a cambiar. Había gente descompuesta, y el calor se tornaba insoportable. A esta altura, este grupo de ocho mendocinos continuaba en la fiesta.

- ¿Viste gente muy descompuesta?

- Sí, lamentablemente vi a un chico convulsionando, fue horrible porque lo querían sacar y no podían. Me impresioné y mis amigos me llevaron a otro lugar.

- ¿Y vos te pasó algo?

- Sí, me empecé a sentirme mal por el calor, tenía ganas de vomitar, le pregunté a la gente de seguridad por la guardia médica y me contestaron: "Creo que allá afuera", era en la otra punta, imposible salir.

Casanello, a cargo de la investigación

- ¿Y que viste cuando lograste salir?

- Gente en el suelo, ropa tirada, zapatos, salían y se sacaban las camisas y las remeras por el calor. También habían solo tres ambulancias y otras tres que no podían llegar porque estaba colapsado el camino de autos.

"No es cierto que los que se drogan van a las fiestas electrónicas. Yo llego a mi casa después del trabajo y escucho esa música en la tarde".

Todavía hay chicos internados en estado delicado.

Ver también: "Time Warp": pasan a disponibilidad a 6 efectivos de Perfectura Naval