Post: Mendoza PostLunes 11 Abr 2016Lunes, 11/04/16 atrás

Las elecciones presidenciales en Perú están en la recta final: la populista de derecha Keiko Fujimori y el liberal Pedro Pablo Kuczynski se medirán en segunda vuelta el 5 de junio para determinar cuál de los dos será el próximo mandatario.

Para muchos el apellido Fujimori resultará familiar. De hecho, el "famoso" es el padre de la actual candidata, Alberto Fujimori, quien fuera presidente del país inca en tres ocasiones, hasta su dimisión en el año 2000 por escándalos de corrupción. Fueron diez años consecutivos de gobierno.

Desde el primer mandato de su padre, la vida política de Keiko fue a la par. En 1994, con 19 años, ocupó el cargo de Primera Dama del Perú, la más joven en la historia de América.

Tras la renuncia de Alberto Fujimori como presidente de la República en 2000, se iniciaron varias comisiones investigadoras en el Congreso de la República. Frente a ello Keiko permaneció en el país colaborando con las autoridades nacionales en las investigaciones sobre un enriquecimiento ilícito. Sin embargo, ninguna comisión investigadora encontró responsabilidad penal o política suya.

Keiko y Alberto gozaban de gran popularidad en su país.

En cambio, la suerte de su padre fue diferente. Actualmente está encarcelado cumpliendo una pena de 25 años por corrupción y violación de derechos humanos. Además, fue hallado culpable de peculado doloso, apropiación de fondos públicos y falsedad ideológica en agravio del estado.

En ese interín, Keiko asumió el liderazgo del grupo fujimorista y en abril del 2006, es elegida congresista de la República por el departamento de Lima, obteniendo la mayor votación congresal.

Su propio camino

Como congresista y líder de la bancada fujimorista, Keiko ha defendido las reformas ejecutadas en los años noventa por su padre, así como la defensa política del mismo, luego de que su padre viajara a Chile y se iniciara su proceso de extradición.

Desde el Congreso de la República, impulsó la restricción de beneficios penitenciarios para quienes cometan delitos graves y restricciones severas para los criminales reincidentes y habituales.

También presentó un proyecto de ley para ampliar la pena de muerte en casos de violación a menores de edad seguida de muerte y para el robo agravado seguido de muerte. Como parte de la lucha contra la delincuencia organizada, logró aprobar la reducción de beneficios para quienes se acogen a la llamada "confesión sincera" de delitos.

Controvesias

La financiación los estudios universitarios de Keiko no ha estado exenta de polémica. Ella manifestó que su padre le daba el dinero en efectivo para pagar sus estudios, dinero que dijo en su momento procedía de los 660 mil dólares de la venta de una propiedad.

Sin embargo, una denuncia cuestionó la credibilidad de la versión oficial y se dijo que la operación inmobiliaria fue fabricada para que Fujimori justificara el pago de los gastos estudiantiles de sus hijos con sus propios ingresos. Las investigaciones procedentes no pudieron demostrar que existieses índices de delito alguno.

Odio y amor

Keiki se presenta por segunda vez como candidata a la presidencia por el partido Fuerza Popular  y aunque trata de marcar distancias, inevitablemente su aspiración se ve afectada por el recuerdo de la presidencia de su padre.

La candidata de derecha levanta pasiones especialmente en los sectores populares, que atribuyen a su padre el fin del terrorismo y de la crisis económica que atravesó el país en los 80.

Pero también genera un fuerte rechazo entre quienes no olvidan por qué el expresidente, que gobernó de 1990 a 2000, está en prisión. 

¿Más de lo mismo?

La actual candidata promete que no cometerá los "errores" del gobierno de su padre pero su discurso despierta suspicacia en algunos sectores. Y los expertos señalan que aunque esté por delante en las encuestas, no logrará imponerse en la segunda vuelta.

Pese a que ha defendido el respeto a los derechos humanos, algunos sectores consideran que no ha hecho lo suficiente como para ser redimida de la herencia de su padre. 

Keiko obtuvo el 39 por ciento de los votos. Irá a balotaje con su contrincante, Pedro Pablo Kuczynski.

El presidente del centro de análisis político Diálogo Interamericano, Michael Shifter, experto en Perú, señaló a BBC que Keiko Fujimori es una figura "con cierta habilidad política, que ha estado en el congreso y ha generado su base de apoyo, pero tiene su límite".

Si bien como candidata pueda tener un discurso más abierto, Shifter considera que hay que prestar atención a quienes la rodean.

"Mucha gente de su equipo lo era del equipo de su padre, así que eso genera ciertas resistencias en muchos sectores de la sociedad que tiene malos recuerdos de los años de su padre en los que hubo violaciones de derechos humanos, mucha corrupción y un ambiente muy polarizado", analizó Shifter.

Habrá que esperar al 5 de junio para conocer el resultado de la segunda vuelta y el destino de Perú.