Martes 1 Mar 2016Martes, 01/03/16 atrás
porAna Montes de Oca
Periodista

Anoche, luego del paro de docentes que le declaró la guerra al gobierno provincial impidiendo el comienzo de clases en fecha, la delegación del SUTE de Godoy Cruz lanzó un comunicado acusando al gobernador Alfredo Cornejo de “amedrentar e inquirir a una directora de escuela y enviar inspectores a ver quién hizo paro”.

Leé el comunicado acá

Sebastián Henríquez, secretario general del gremio en Godoy Cruz, aseguró que el gobernador se presentó al colegio Martínez de Rosas y mandó a inspectores de la DGE para que los maestros no asistieran a la marcha de ayer: “Esto viene combinado con las persecuciones que venimos recibiendo en las escuelas, el propio gobernador yendo en persona a las escuelas. ¿Sabes lo que cuesta que vaya un funcionario de la DGE a hacer algo o que vea cómo están las escuelas?”

“La semana pasada se viralizaron imágenes de todos los trabajadores de la educación de la provincia pintando sus escuelas, en ninguna de esas fotos estaba el gobernador. Pero para ir a amedrentar a docentes el día que se iniciaba el ciclo lectivo y que tenía que ir a actos, se tomó el trabajo de pasar antes por una escuela de Godoy Cruz y un jardín para imponer su presencia y ver la adhesión al paro e intimidar a los compañeros. Para eso sí hay tiempo de los funcionarios. Como mensaje es tremendo”, destacó.

Sebastián Henríquez 

Del otro lado, fuentes del gobierno negaron que las cosas hayan sucedido como relata el SUTE, sino que, en camino al acto de inicio de clases y, al pasar por la escuela Martínez de Rosas, el gobernador notó que no había movimiento en la escuela y “bajó del auto a preguntar por la situación”.

Sí existió la charla entre el gobernador y la directora del colegio donde, según la gente allegada a Cornejo, “no se amedrentó a nadie, simplemente la directora le explicó que los docentes estaban adheridos al paro y por eso no había alumnos, tuvo una charla con ella sin ningún problema".

Garay no pudo dejar a la nena

A su vez, el comunicado del SUTE Godoy Cruz denunciaba que el ministro Garay había llevado a su hija al jardín contiguo a la escuela y, como también estaban todos los docentes plegados al paro, no pudo dejarla.

Según el SUTE, “Garay pretendía que la maestra se hiciera cargo en el jardín vacío, de su hija” y, ante la negativa de la docente que estaba presente, aunque adherida al paro, “sonó el teléfono del jardín…y era el Gobernador Alfredo Cornejo, preguntando dónde estaba la directora y pretendiendo lo mismo que Garay, inquiriendo a la maestra por teléfono”.

Desde el gobierno explicaron que la llamada se hizo (Cornejo pidió prestado el teléfono de la escuela Martínez de Rosas porque el jardín estaba cerrado) “la docente que lo atendió le explicó que la directora estaba enferma y ella estaba a la espera de quienes se presentaran a los llamados por reemplazos y listo”. 

Sin embargo, negaron que Garay haya querido obligar a la maestra a cuidar a su hija e incluso resaltaron que “Garay tiene un grupo de whattsap con otros padres, maestras y directoras del jardín donde hay muy buena onda entre todos”.

El Post llamó a la escuela Martínez de Rosas para corroborar con la directora sobre lo sucedido, pero tanto ella como la vice se excusaron de atender porque estaban a cargo de aulas de maestras con licencia.

En tanto, desde la DGE confirmaron que ayer se presentaron los inspectores de Educación tanto en la escuela como en el jardín "pero los inspectores recorrieron varias escuelas ayer: fueron a ver varias cosas, entre ellas problemas de infraestructura y otros", explicaron. 

Cornejo en el inicio de clases en Lavalle