¿Por qué sigue la grieta? - Mendoza Post

Un mes de gobierno de Cambiemos y los odios cruzados se acentuaron. ¿Quién los alimenta y por qué?

¿Por qué sigue la grieta?

Martes 12 Ene 2016
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Frase 1, en un muro de Facebook de un arquitecto mendocino: “Nos distraen con los prófugos y se roban el país”

Frase 2, escrita en un billete de dos pesos: “Socorro, soy un militante de La Cámpora. Me tienen secuestrado ocho horas por día en una fábrica trabajando y no sé qué hacer… por favor”

Frase 3, en otro muro mendocino: (La culpa) “… la tienen los traidores a Perón y los traidores a Alfonsín. Los otros son miserables que se sienten representados por el imbécil”.

Nazi, CEOcracia, chorra, yegua, los insultos van y vienen en conversaciones reales, y también en las redes sociales.

Cambiemos lleva un mes en el poder, y la grieta sigue.

Podría decirse que la división social se ha profundizado a una dimensión mayor a la preelectoral. Nadie sabe bien el tamaño de la grieta, ni quiénes participan, ni quiénes la alimentan. La mayoría de los que la activan, además, tienen memoria selectiva. El kirchnerismo que se escandaliza por los DNU de Macri, y posiblemente con razón, es el mismo que intentó llevarse puesta a la Justicia y a los medios. La militancia que se va a movilizar hoy en las plazas del país para defender a Víctor Hugo Morales, es la misma que no dijo palabra cuando Andrés Larroque prepoteó a Juan Miceli, o cuando el gobierno decidía desoír fallos de la Corte y no pagar publicidad oficial a Perfil o al diario Río Negro, o trataba de desguazar medios independientes mientras alimentaba con pauta oficial en proporciones descomunales a los medios oficialistas. No me lo contaron. Lo vi, como vi a un medio pequeño sufrir porque le habían levantado la pauta nacional después de publicar una columna de Carlos Pagni.

Nuestro posteo y los comentarios de los lectores sobre el despido de Víctor Hugo Morales, son un buen ejemplo de la grieta:

VIDEO: EL KIRCHNERISMO PERDIÓ A UNA DE SUS PRINCIPALES ESPADAS MEDIÁTICAS

Posted by Mendoza Post on Lunes, 11 de enero de 2016

Los ataques van y vienen y los foros en las que los lectores online opinan pasaron de ser una cloaca, años atrás, a verdaderos nichos de intolerancia.

CFK en Calafate.

Un profesional mendocino escribió en su muro de Facebook, cuando Macri llevaba dos semanas de gobierno. “Esto se termina acá. Salgamos todos a la calle a echar a este gobierno de mierda”. Es un militante a tiempo completo, hay que decirlo. Pero el odio es bidireccional. Cambiemos ha logrado instalar en la opinión pública que el Estado está lleno de contratados militantes, vagos y camporistas rentados para hacer nada o para sabotear a Macri. Y toda generalización es injusta. Sí es cierto, tal vez por la expectativa de cambio, que la gente le tolera a Macri cosas que habrían provocado movilizaciones como las de 2012 contra Cristina, si ella aún fuese presidenta: DNU, suspender paritarias municipales en Buenos Aires, el papelón de la triple detención ficticia del sábado, devaluación, los despidos en el Estado, cerrar un centro cultural icónico, represión… En su afán de construir autoridad, hubo momentos en que el gobierno de Macri pasó de largo. Para las políticas de Estado hay que levantar consensos en el Congreso de la Nación, y no abundar a decretazos. A cambio, la intolerancia del kirchnerismo y sus militantes para con el PRO, Macri y todo lo que representa Cambiemos está al límite. Los ámbitos comunes como por ejemplo una oficina cualquiera, se han vuelto irrespirables por la intolerancia mutua.

Unos, desean con fervor el fracaso rápido de Macri, y que se vaya en el helicóptero. Otros, lo que quieren es verla presa a Cristina, con Boudou y Aníbal, y que los “planeros” y “camporistas” estén al borde de una ruta con mamelucos azules picando piedra.

ESTÁS CONTENTO PORQUE LO DEJARON SIN MICRÓFONO A VICTOR HUGO.DEJASTE DE PUBLICAR SOBRE LA DICTADURA.PARA VOS YA NO HAY VIOLENCIA DE GÉNERO.TE DEVALUARON EL SUELDO Y CALLÁS.SOS UNA RATA.

Posted by Raul Gimenez on Lunes, 11 de enero de 2016

Cada medida de Macri acarrea la catarata de insultos y descalificaciones, desde alturas incluso raras. Hay decenas de intelectuales mendocinos que tratan a la gente como a estúpida porque no votaron al kirchnerismo. Se puede ver en los muros de muchos de ellos. Y el desprecio que recogen de quienes votaron a Macri, es feroz.

Graciela Cousinet.

Otra vez… ¿Quiénes participan de la grieta? O ¿Existe? Jorge Asís, consultado por este medio al respecto, dijo “No creo en la grieta… es una construcción… no hay tal grieta”. Distinto piensan de uno y otro lado. Graciela Cousinet, socióloga y diputada nacional que se siente crítica del macrismo y del kirchnerismo, lo explica así: “El kirchnerismo no puede aceptar aún que ha perdido las elecciones. No han podido soportarlo y eso ha exacerbado los resentimientos” afirma. “Les ha dolido de una manera que no se puede medir, y por eso se ha profundizado la grieta. No he visto esto desde 1983 hacia acá, ni mucho menos antes, en los ’70, cuando el país estaba dividido en serio”.

El diputado nacional justicialista Alejandro Abraham tiene la visión desde el otro lado. “La grieta se profundizó porque este gobierno necesita profundizarla para aplicar el ajuste, que ya empezó con despidos y persecuciones. El nuevo discurso es que todos los despedidos del Estado son ñoquis, o camporistas… y con eso ajustan. Hay un odio muy fuerte hacia todo lo que sea peronista, basta verlo en los foros de los diarios. Además, la grieta les es funcional para sostener la brutal transferencia de recursos que el gobierno está haciendo del asalariado, al sector privado” explica con razonamiento político.

Alejandro Abraham.

¿Qué es la grieta, cuánto mide, quiénes están?

Se sabe que el consultor Elbio Rodríguez ha hecho muchos trabajos para el radicalismo, pero aun así aporta una visión de equilibrio. “No sé cuánto mide la grieta. No sé cuánta gente participa… No veo un odio de clases, o una sociedad dividida como en la época de Perón y Evita y aquella monstruosidad de “Viva el cáncer…” Lo que hay es la misma gente que participaba de la grieta antes de las elecciones, posiblemente con más enojo de uno y otro lado. De todos modos, creo que era más fuerte el odio y el rencor de franjas de la población con Cristina, que el que ahora podrían sentir grupos comparables con Macri. En la grieta están los que quieren estar. No es masiva” dice el consultor, prometiéndose a sí mismo medir este fenómeno en su próximo estudio.

Hay familias, amigos, compañeros de trabajo, que siguen divididos por la grieta. En ambos lados, hay batallones enteros y algunos francotiradores tirándose con todo lo que tienen. “Lo que pasa es que hay un sector del peronismo que ya empezó a reconvertirse, y otro que es el kirchnerismo puro que no encuentra más que su propio odio para expresarse, porque lo perdió todo. Va a llevar más de cuatro años acomodarse” dijo otro de los consultados.

Hay una camada de nuevos kirchneristas, jóvenes, chicos de 22 o 25 años, la segunda oleada tras la muerte de Néstor, que ha tomado las banderas. Algunos con exageración, fomentando el odio a Clarín, a Cambiemos, a Macri, a TN, a las empresas, a todo lo que no sea lo que representaron. Y del otro lado hay un revanchismo doloroso. “Vayan a trabajar vagos de mierda, chorros, ñoquis, narcos” y frases por el estilo que abundan en las redes.

La grieta se ha profundizado. Aquellas palabras de unidad de los argentinos que Macri pronunció en su discurso inaugural como presidente, resultan utópicas. El presidente terminará su mandato, es de esperar que más bien que mal a ver si este país puede tener un respiro, y la división va a seguir. Rebosante de un odio oscuro, frío y viscoso que destruye familias, amistades, ámbitos sociales de todo tipo.

El último hallazgo de la grieta circula por WhatsApp desde hace algunos días, sobre todo en smartphones de la militancia peronista. Obviamente defiende al gobierno anterior. Pero habla de la división.

“Estimadísimo votante de Mau:

“Hace un mes… Yo me levantaba y escuchaba a Víctor Hugo. Vos te levantabas y escuchabas a Lanata.

“Yo almorzaba escuchando a Dady Brieva. Vos almorzabas escuchando a Majul”.

“Yo cenaba mirando 678… Vos cenabas mirando Los Leuco”.

“Antes de dormir me gustaba mirar Duro de domar. Como a vos seguramente te gustaba mirar A dos Voces”.

“Si hasta los Sábados, si no salíamos Yo podía ver TVR y vos podías ver a Mirtha Legrad”.

“Un mes después… Ya no puedo escuchar a Víctor Hugo. Ni a Dady. Ni ver 678. Ni Duro de domar. Ni TVR. Y sin embargo vos seguís teniendo la misma libertad para ver los programas que pudiste ver ininterrumpidamente durante todos estos años. ¿Te acordás cuando decían que TN podía desaparecer? Durante doce años pudieron hablar. Opinar. Exponer y decir lo que querían. Jamás se censuró a nadie”.

“Y me hablaste de libertad de expresión. De unir argentinos. De pluralidad de voces. Y ahora no decís nada. Pero NADA”.

“CFK era un dictadora anti democrática. Despiadada que solo quería concentrar poder. Y hoy te quedas callado/a ante un gobierno que tiene Capital. Provincia. Nación. Y cerraron el Congreso hasta marzo y gobiernan por decreto. Y ni leen la Constitución. Todo es por decreto. Desde armar la Corte Suprema hasta terminar con una ley de medios aprobada por amplia mayoría en las dos cámaras. Y me hablás de pesada herencia, y resulta que cuando te hablo del País que recibió Néstor en 2003 no podes nombrarme una sola medida anti popular que haya tomado Kirchner en esos tiempos. ¿O me vas a decir que tu vida va a cambiar porque los grandes sojeros no paguen retenciones. O porque tenés la libertad para comprar dos millones de dólares? ¿O porque le sacaron impuestos a la compra de autos de alta gama? No sean hipócritas. Hasta ahora los trabajadores solo tuvimos devaluación. Aumento de precios. Y en el caso de los municipales hasta cierre de paritarias para el año 2016. ¿De qué revolución hablaban? Bueno, eso cuando todavía hablaban. Porque ahora están en silencio. Siempre que la historia los necesitó hicieron silencio. Al final ELLA siempre termina teniendo razón "El silencio se los dejamos a ellos".

“Vamos a volver. Ustedes nos van a hacer volver. Con el silencio que eligen ante cada medida nos están haciendo volver”.

“¿Sabes por qué existieron y van a seguir surgiendo los Perón. Las Evita. Los Néstor y las Cristinas? Por gobiernos totalitarios. Opresores. Sectoriales y anti patria como este que para poder llevar adelante sus políticas concentradoras de poder en las clases altas, necesitan que por ejemplo un ciudadano como vos o como yo hagamos silencio”.

"Fijate de qué lado de la mecha te encontrás. Con tanto humo, el bello, fiero fuego no se ve."

Habrá que ver con qué les responden mañana.