De la euforia al papelón y el desconcierto - Mendoza Post
De la euforia al papelón y el desconcierto

Después de anunciar que estaban detenidos los tres prófugos, tuvieron que desdecirse.

De la euforia al papelón y el desconcierto

Por: Mendoza PostSábado 9 Ene 2016

Un verdadero papelón, y habrá que ver si es institucional, político, o policial. Pero después que hasta el presidente Mauricio Macri felicitase a todo el mundo por Twitter luego de la detención de los prófugos, de a uno los funcionarios empezaron a reconocer que el único detenido es Martín Lanatta. Su hermano Cristian y Víctor Schillaci continúan prófugos, y pasadas las 20:00 los buscan en aguas de un río. Mediante un mensaje de WhatsApp enviado a una productora del canal de noticias América TV, el  ministro de seguridad bonaerense Cristian Ritondo confirmó que hay un sólo detenido de los tres prófugos por el triple crimen de General Rodríguez.

Ritondo confirmó lo que  la prensa le preguntó al jefe de policía de Santa Fe, Rafael Grau y que no pudo responder. "¿Cuántos detenidos hay?" preguntó la productora del canal.  "Uno, Martín Lanatta" fue la respuesta de Ritondo. 

Más confirmaciones. El juez federal Sergio Torres, los jefes de la policías Federal y de Santa Fe, Román di Santo y Rafael Grau, y la Gobernación bonaerense confirmaron esta tarde que Martín Lanatta es el único detenido tras la fuga de la cárcel de General Alvear.

Leé también: De Macr a Peña, cayeron todos

"Martín Lanatta es la única persona detenida en este lugar", mencionó Grau en declaraciones a la prensa en la localidad santafesina de Cayastá, tras lo que Di Santo agregó que Cristian Lanatta y Víctor Schillaci "siguen siendo buscados por las cuatro fuerzas federales y la policía de Santa Fe".

La primera foto de Lanatta hoy.

El presidente Mauricio Macri, la vicepresidenta Gabriela Michetti, el gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, y el Ministerio Público Fiscal habían informado en forma errónea que los tres prófugos habían sido apresados.

A esta hora, con la noche empezando a caer sobre la Argentina, muchos funcionarios deben de estar pensando en renunciar. El papelón ha sido importante.