Lo que viene - Mendoza Post
Lo que viene

Luego que Lanatta fueran detenido por los investigadores, muchos se preguntan cómo sigue la cosa. El Post te lo cuenta.

Lo que viene

Sábado 9 Ene 2016
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción (click en autor)

Luego de 13 días de intensa búsqueda, Martín Lanatta cayó bajo las redes de los investigadores policiales.

Dicen que ayudó el mal mantenimiento de las rutas argentinas, principalmente la 1, pero lo relevante es que aparecieron con vida.

Lo primero que ocurrirá es obvio: deberán dar las explicaciones del caso por la fuga que protagonizaron. Luego, serán trasladados a otro penal de máxima seguridad, esta vez el de Ezeiza.

En ese contexto, la pena que ya venían purgando se verá agravada por su escape y la ferocidad de su accionar, al disparar a policías y cometer otro tipo de delitos menores.

A su vez, la justicia intentará determinar quién o quiénes prestaron apoyo logístico a los Lanatta/Schillaci. ¿Hubo protección de la policía bonaerense? ¿Existió connivencia política de algún tipo?

Los hermanos Macana... perdón, Lanatta

Eso se sabrá en las próximas semanas, ya que miembros de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) lograron cruzar puntuales llamadas telefónicas y se encontraron con dos comunicaciones llamativas hechas a un exfuncionario del gobierno.

También se pondrá el foco en la figura de Aníbal Fernández, por dos motivos: primero, por el hecho de que el capturado y los prófugos supieron responder durante más de una década al exjefe de Gabinete del kirchnerismo.

Ver además: Esta es la historia de una captura de película

Segundo, porque uno de los Lanatta, Martín, debe declarar ante Servini de Cubría en el marco de una causa judicial que es continuadora del triple crimen de General Rodríguez y que involucra al tráfico de efedrina. 

Su evaporación, por caso, ocurrió a días de que esto sucediera.

Servini de Cubría investiga la efedrina... y a Aníbal

Es prematuro referir qué sucederá cuándo declare el hoy detenido. Lo que sí está claro es que se vienen días aciagos para Aníbal. 

Y no solo por el expediente de Servini de Cubría... otros jueces acechan también.