Votando con el patito en la cintura - Mendoza Post
Votando con el patito en la cintura

Alfredo Cornejo tendrá hoy su presupuesto, pero sin la cláusula mágica de endeudamiento ilimitado.

Votando con el patito en la cintura

Viernes 8 Ene 2016
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Le alcanzó para tener al peronismo controlado, pero no para doblegarlos por completo. El Senado de la provincia votará esta mañana desde las 9:00 el primer presupuesto de la gestión de Alfredo Cornejo, aunque no tendrá el famoso artículo 42, una suerte de “gatillo” que permitía en lo teórico un endeudamiento ilimitado, aunque en la práctica hay que ver si el mercado le presta a Mendoza los poco más de cinco mil millones de toma de deuda nueva que se formalizará esta mañana, cuando la Cámara Alta le de sanción definitiva al Presupuesto que pasó por Diputados con algo de debate y un poco de show para mantener la dignidad de un peronismo que al menos votó unido.

No es importante cuánto se va a gastar -60.000 millones de pesos- ni siquiera lo es el nivel de nueva deuda, sino para cuánto alcanza el recurso que ha conseguido el radicalismo. “Apenas para sueldos, funcionamiento, y terminar las obras que empezó el peronismo… unas 9.000 casas que estaban sin financiar y algunas cosas más. Lamentablemente nos hemos quedado sin la única herramienta que teníamos para gobernar” dijo una fuente del gobierno en referencia al artículo que permitía toma de deuda sin afectación específica, aunque sí para comprar con crédito externo o hacer cosas. “Es cierto que era inespecífico… bueno… pero tendrían que haber confiado… si yo te pido tu auto es para ir a trabajar, no para ir a una fiesta” dijo otra fuente radical haciendo una parábola bastante curiosa.

Kerchne, Montero y Parés. Hy sancinan el presupuesto.

En el gobierno aseguran que no es un gran presupuesto el que han conseguido del peronismo, y le dan el mérito de la discusión opositora a Jorge Tanús (“Hizo todo lo posible para que no consiguiésemos nada, porque necesita mostrarse”), Omar Parisi, y Lucas Ilardo. Pero los diputados de los intendentes azules –los que le quedaron al PJ más Emir Félix y el fundido Sergio Salgado- tampoco estaban dispuestos a votar el artículo 42 de la discordia sin nada a cambio, y parece que Cornejo no habría sido muy generoso ni siquiera en las promesas al PJ que gobierna. “Que no se quejen, y que vayan preguntarle a Paco qué presupuesto le dieron los radicales… y cuánto de deuda… ahora que gobiernen” dijo un peronista con trajín en la Casa de las Leyes, que salvo alguna sorpresa debería entrar en el clásico receso de verano.

Otra ley

Lo que hará el gobierno ahora es enviar más adelante un proyecto de ley de toma de créditos nuevos, pero con afectaciones específicas, determinadas y acordadas en lo posible con el peronismo. “Hoy no podíamos. No sabemos bien cuáles son los programa del gobierno nacional que nos van a bajar a la provincia, qué obras harán, o cómo va a ser la relación financiera con Macri. Cuando esas incógnitas estén despejadas, a lo mejor podemos hacer esta ley” reflexionó otro radical que estaba contento con tener el presupuesto. Lógico, es importante. No se puede salir a pedir plata ni implantar la contabilidad creativa sin un presupuesto y autorización de toma de deuda como corresponde.

La sesión en la madrugada.

Así como están las cosas ahora, el gobierno dice que si consigue todo el endeudamiento autorizado, podrá pagar sueldos y funcionar. Pero no habrá plata para crecer. Una agenda, como bien dijo Cornejo, aburrida. Nadie pasa a la historia sólo por pagar los sueldos, aunque sí por no pagarlos.

Nadie espera sorpresas hoy a la mañana en el Senado. Se supone que el bloque del PJ votará el presupuesto junto a la UCR-Cambiemos, y que los dos representantes del FIT lo votarán en contra. Pero que nadie se sorprenda si Eduardo Bauzá y Gustavo Arenas no están en sus bancas. Si van, se van a abstener o a votar por el “No”. Fueron de los más duros opositores a este presupuesto, pero quedaron del lado de la minoría. Los intendentes ganaron esta pulseada, y decidieron acompañar a Cornejo aunque sea unas cuadras y ver si ellos también pueden disfrutar del paseo.

Para el gobernador un triunfo importante. Después de dos años de ningunear y tratar con rudeza, a veces extrema, al peronismo y de no darle dos presupuestos seguidos, les hizo votar su primera ley de leyes luego de ganarles nueve elecciones el año pasado de principio a fin. “Es verdad… pero tienen que estar contentos… hicimos el esfuerzo de meter esto rápido y que se vayan todos de vacaciones. Algunos votaron con el patito de hule en la cintura” dijo un funcionario que fue testigo de todo cuanto ocurrió en estos días, haciendo mención a uno de los más duros que parte hoy mismo de vacaciones.

Ahora el gobierno puede respirar y salir a conseguir plata en el mercado, mientras se preparan batallas importantes: paritarias, y la crisis de la producción primaria. Salvo que Cornejo tenga en algún lado mil millones de pesos, por lo menos, para la producción fundida de Mendoza.