Sábado 28 Nov 2015Sábado, 28/11/15 atrás
porMariana Gil
Weddings

Ellos se conocieron en un boliche en el 2006, los presentó un amigo en común.  Belén Cerván (29) y Carlos Gallardo (32)  "pegaron" onda desde el primer día,  pero en aquel momento, la relación no prosperó. Al parecer, no era ese el “momento”.

Todo quedó bien, y de vez en cuando, ellos se contactaban para saber uno del otro, y por esas cosas del destino, cada dos años, sin planificarlo, se tomaban juntos un café. Así transcurrieron seis años, cada uno estaba en la suya, con proyectos diferentes, sin la mínima intención de volver a estar juntos.

Hasta que a fines del año 2012 se reencontraron y, desde entonces , están juntos.

La idea del casamiento surgió para darle un norte a la relación, la vida de novios les quedaba un poco corta, tenían ganas de construir la pareja desde otro lugar.

“Todo entra por los ojos,  me gustó su simpatía, la espontaneidad, el 'sí' difícil, su habilidad para sorprenderme con detalles, es una hermosa y completa mujer”, con textuales palabras describió Charly a Belén.

“Me gustó su estabilidad emocional, yo soy un torbellino de emociones y él me apacigua, es un tipo estable, equilibrado, eso me encanta. Sus ganas de superarse, el trato cordial y educado, el respeto que tiene hacia otras personas. Y su naricita”, dijo entre risas.

En los preparativos de la boda ambos tomaron las riendas  para cumplir su sueño. “Pensamos y decidimos casi todo juntos, intentamos no dejarnos llevar por voluntades ajenas, queríamos hacer la fiesta a nuestro estilo, y compartirla con nuestros afectos, ni más ni menos”, contó la flamante pareja de casados.

Y valió la pena. Todo salió espectacular y muy divertido, aunque les hubiera gustado que hubiera sido eterna esa noche.

De luna de miel se fueron a Puerto Plata, República Dominicana, pero vale aclarar que, antes de elegir ese destino,  dieron la vuelta al mundo... y barajaron distintas posibilidades, desde Bora Bora, Turquía, China, hasta  Chile y Tupungato.

El momento más emocionante de la fiesta fue difícil definirlo porque en sus recuerdos tienen imágenes como destellos que todas dibujan una sonrisa, pero  aseguran que fue el regalo de amigos y familia de un video sorpresa .

“Había un ambiente de alegría, en la Iglesia, en el civil, durante la cena, en la fiesta, todos estábamos todos en la misma sintonía, se respiraba la buena energía”, recordaron los jóvenes. 

El día tan esperado arrancó temprano en el Hotel Intercontinental, donde Belén acompañada con sus amigas, muchas de ellas que viajaron desde Suiza o Perú y otras provincias de nuestro país, para acompañar a los novios en ese momento tan único y especial.

El vestido de Belén fue el  que usó su madre cuando se casó  y  en esta ocasión,  lo remodeló  Noelia para que la novia luciera espléndida.

A la boda vinieron familiares y amigos de otras partes del mundo y de Argentina, el afecto se sintió! Eran unos 400 invitados en total.

La ceremonia fue  en la Iglesia San Agustín, y la celebró fue el Padre Mariano, que con sus calidez emocionó a los presentes. El coro fue formado por amigos y también cautivó la atención de los invitados. 

Dos Almas Eventos los ayudó en concretar y contratar algunos servicios, como livings, lluvia de papelitos,   entre otros servicios, y de gestionar que todo saliera según lo planeado en el salón  El Fundo.

El fotógrafo Gustavo Savelli registró en imágenes los instantes mágicos que sucedieron ese día. 

“Rescatamos la alegría de haberlo vivido así, como queríamos... las fotos hablan por sí solas”.

Cómo son

Él: estructurado, honesto, tranquilo y paciente . Detallista, simple, con iniciativa y capacidad de auto superación, buena persona, amigo, hijo, compañero, y buen médico .

Ella: visceral, miedosa pero con capacidad de seguir adelante, inconvencible, flexible, jugada, piensa en todos, servicial al 100%.

Gustos en común

El fernet, son fanáticos de la serie Friends, disfrutan del aire libre, el compromiso con la salud (ajena), el amor por la familia y los amigos.

Deseos de la pareja

No perder la capacidad de crecer juntos.

Deseos de la pareja

No perder la capacidad de crecer juntos.


La relación en pocas palabras

Cómplices,   como "un buen equipo”.