Las enfermedades "losers" de la primavera otoñal - Mendoza Post
Las enfermedades "losers" de la primavera otoñal

El frío no se va y las afecciones invernales se instalaron. Estas son las más comúnes. ¡Cuidate!

Las enfermedades "losers" de la primavera otoñal

Por: Mendoza PostSábado 24 Oct 2015

Seguramente a esta altura del año ya te imaginabas tomando sol en el Parque General San Martín. Nada te haría pensar que a fines de octubre saldrías aún con bufanda.

Lo cierto es que estamos viviendo una primavera atípica, la más fría desde 1963. Por lo tanto, es importante tomar algunos recaudos respecto a la salud, para no caer en enfermedades que son típicas del otoño y el invierno.

Estas son las afecciones más comunes que hoy siguen en "vigencia"

Resfrío y catarro

Es una infección aguda del tracto respiratorio, generalmente febril, que afecta a la nariz, la garganta y la laringe, y en ocasiones a la tráquea y los bronquios. Esta enfermedad contagiosa se transmite por el aire o por las partículas que la persona afectada expulsa cuando respira, estornuda o tose (seguramente alguien en tu trabajo la tiene).

Para prevenir estas enfermedades comunes en el otoño, puedes incrementar a tu rutina diaria una dosis ejercicio, una dieta balanceada y el consumo de vitaminas C. Recuerda que tu salud está en tus manos.

Piel

La humedad y el frío causan afecciones en la piel, generando infecciones por hongos o dermatitis por alergias o resequedad. 

El refrío es una afección común en los días de frío.

Conjuntivitis

La humedad aumenta las infecciones en las mucosas. Este fenómeno puede afectar a los ojos, causando conjuntivitis.

Gastroenteritis

Los trastornos gastrointestinales se producen por un virus que ingresa al organismo por vía aérea o por bacterias o parásitos provenientes de alimentos que se descomponen fácilmente por la humedad.

Depresión

La melatonina, una hormona encargada de regular el sueño y la temperatura corporal, se incrementa al reducirse la luz solar. Como consecuencia la serotonina, la hormona de la felicidad, disminuye lo que provoca en nosotros más apatía, cansancio y somnolencia o tristeza.

La tristeza es común en ésta época, debido a los cambios hormonales.

Ver también: Especialistas, sorprendidos por el despiadado frío de Mendoza