¿Hasta cuándo? Mataron a tres mujeres en 36 horas - Mendoza Post
¿Hasta cuándo? Mataron a tres mujeres en 36 horas

En las últimas 36 horas se produjeron tres femicidios más en el país, que se suman a los nueve que hubo a principio de octubre.

¿Hasta cuándo? Mataron a tres mujeres en 36 horas

Por: Mendoza PostViernes 23 Oct 2015

La alarma suenan cada vez más fuerte y nadie parece asumir la gravedad de los hechos. En las últimas 36 horas se produjeron tres femicidios más en el país. A principios de este mes hubo nueve asesinatos a mujeres, los cuales se suman a la abultada lista del último año.

Miércoles: Sonia Mabel Escurra 

El hecho ocurrió en el barrio Villa Elisa, de La Plata. El cuerpo de la mujer apareció enterrado en el patio de su propia casa, luego de meses de desaparecida. 

El presunto homicida, su pareja indentificada como Oscar Daniel Abramo de 39 años, había construido sobre el lugar donde enterró el cuerpo de Sonia, un pelotero para que jugaran sus hijas. 

El lugar donde apareció el cuerpo de Sonia.

  Ver también: Así asesinaron a nueve mujeres este fin de semana   

Jueves: Daniela Mazzarioli Paredes 

Murió estrangulada en su casa de la localidad bonaerense de Los Ranchos. Por el hecho fue detenido la pareja Daniela, Gustavo Adorno Totino. El crimen se produjo cerca de las nueve de la mañana, en medio de una fuerte pelea. 

El hombre habría estrangulado a su pareja e intentó lo mismo con su hijo de tres años, aunque logró salvarse. Fue detenido en la puerta de su casa cuando se disponía a ir a trabajar.

En esta casa encontraron muerta a Daniela.

Viernes: Liliana Gotardo

Fue asesinada de varios disparos en la puerta de su Peluquería. Testigos indican que el ataque fue llevado a cabo por un hombre que, tras disparar, corrió algunos metros y escapó en una moto. Por el hecho fue detenido su ex marido, Rodolfo Maguna, un suboficial del Ejército Argentino. Según familiares de la víctima, el crimen se habría concretado a manos de un sicario.

Creen que Liliana fue asesinada por un sicario.

La situación empeora y las soluciones no aparecen.

Ver también: En primera persona: crónica de una mujer golpeada en Mendoza