Consejos clave para la gestión financiera de las mujeres - Mendoza Post
Domingo 24 Ene 2021
porRosana Conte Ceschi
Periodista

En el país, actualmente cerca del 80 % de las personas adultas poseen productos bancarios, pero no todos los usuarios le dan a sus cuentas el uso que podrían y se limitan a solo hacer extracciones por cajero, por lo que la relación que mantienen con la entidad es austera y deficitaria en cuanto a la cantidad de servicios y beneficios que se podrían obtener, situación que se ve enfatizada en el caso de usuarias mujeres, ya que la mayoría de ellas poseen cajas de ahorro o cuentas de cobro de programas sociales, pensiones o jubilaciones.

Según el último informe de inclusión financiera del Banco Central, después de restar las cuentas sociales o de pensiones, la brecha entre los titulares de cuentas masculinas y femeninas es de 19,4 puntos, de 66,7% vs. 47,4%. Se cree que esto se debe a la menor participación femenina en el mercado laboral  ya que 50% de la tasa de actividad es femenina, frente al 69% de los hombres, y la misma situación se da en las tasas de empleo. 

Un informe de la Corporación Financiera Internacional del Banco Mundial, así como los datos del Banco Central en 2019, marcaron una brecha de 8 puntos en la accesibilidad al crédito bancario: 44% para mujeres y 52% para hombres. 

Según la Corporación Financiera Internacional (CFI), si mujeres y hombres tienen las mismas oportunidades, el mercado puede crecer al menos cuatro puntos, lo que equivale a 640.000 préstamos.

Tal cual indica Sabrina Castelli, fundadora y CEO de Mujer Financiera en dialogo con Forbes , en el mundo existen más de 1.000 millones de mujeres sin acceso a una cuenta bancaria, tampoco a educación financiera.

Es por eso que considera fundamental "ayudar a cerrar la brecha de género en Latinoamérica y proporcionar educación financiera de calidad y acceso a servicios financieros para todas las mujeres en la región".

Según el Foro Económico Mundial, se necesitarán 100 años para cerrar la brecha de género, pero esos años podrían acortarse a través del empoderamiento económico de las mujeres, dice Castelli: "Está comprobado que cuando las mujeres acceden a educación financiera comienzan a ahorrar, y eso les permite invertir en alimentos, educación y salud, lo que inexorablemente contribuirá a romper el círculo de la pobreza y generar igualdad de oportunidad en la sociedad en general".

Ver también: Facturación con código QR a partir del 1 de marzo para todas las emisiones

Sostiene también que la situación actual nos obliga a prestar más atención que nunca a las finanzas personales. Por lo tanto, Castelli menciona puntos clave para las mujeres, que pueden ayudar a promover el desarrollo económico en un período específico.

 Estudiar el punto de partida

Lo primero que se debe hacer es tomar conciencia de donde comienza el análisis, si se viene arrastrando un desorden financiero es el momento de prestar atención a ello y ocuparse de ordenar. Si por el contrario los números ya se encontraban ordenados, e incluso se poseen ahorros, es momento de evaluar cuánto dinero se necesita de ellos, para poder hacer frente a todos los pagos en el caso de que los ingresos se vean afectados luego de la pandemia.

El control del contexto no es factible, pero si lo es controlar que se hace frente a ello:

Con el armado de un presupuesto personal, comienza el orden financiero personal, por lo que, si no se tenía hecho hasta ahora, este momento, es una oportunidad para empezar a armarlo y proponerse mantenerlo ordenado y actualizado de aquí en adelante. "Es una acción que sólo depende de vos y con un poco de tiempo la podés llevar adelante. Lo importante en el presupuesto es no sólo llevar un control de las finanzas de este mes sino empezar a proyectar los meses próximos para planificar tus finanzas y poder" Dice.

Conocer la propia situación financiera:

"Cuando armes el presupuesto, vas a identificar ingresos, gastos fijos, gastos variables y consumos con las tarjetas de crédito. En función a ello vas a poder saber cuánto dinero necesitas todos los meses sí o sí para vivir y mantener tu estilo de vida actual", explica Castelli. Con esos números claros se podrá analizar qué gastos disminuir en pos de generar un ahorro adicional que permita protegerse frente a contingencias del futuro.

Registrar diariamente todos los gastos efectuados:

Es la única forma de conocer la totalidad de gastos que se tienen mes a mes y poder tomar decisiones financieras inteligentes sobre el uso de nuestro dinero.

Armar un fondo de emergencia y primeras inversiones:

Crear un fondo de emergencia antes de empezar a invertir: "Si estás pensando en invertir tus ahorros, primero se debe crear un fondo de emergencias para poder disponer de dinero ante eventualidades o contingencias. ¿De cuánto debería ser? Por lo menos 3 meses de tus gastos totales (gastos variables + gastos fijos). Ese dinero no debe invertirse porque todas las inversiones tienen riesgos y es importante resguardar ese dinero para tenerlo disponible en el momento de necesitarlo. Una vez que está armado el fondo de emergencia, sólo resta definir los objetivos de ahorro, conocer el perfil de riesgo y ¡ya estás lista para empezar a invertir!", finaliza.