Tiene 96 años y se sentó a esperar una ambulancia que nunca llegó - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 21 Nov 2020 13 días atrás

Un anciano de 96 años que vive solo en Bahía Blanca pidió asistencia médica porque se sentía muy mal. Se sentó en la puerta de su casa a esperar y sus vecinos tuvieron que llevarlo al hospital. 

La historia la viralizó a través de Twitter Tomás Andrusko,  un joven de 18 años que es vecino de Uberto, el abuelo que pasó este mal momento. El chico y su familia le brindaron asistencia al hombre. En principio pensaron que tenía coronavirus, por lo tanto lo trasladaron en su auto particular con todo el protocolo posible.

"Él es mi vecino, tiene 96 años y desde hace unos días tiene malestar general. Ayer por la noche llamó a la ambulancia, vinieron, le tomaron la presión y temperatura y se fueron. Hoy se llegó a sentir tan mal que llamó al 107, pidió ayuda, cerró su casa y salió afuera esperando una ambulancia que nunca va a llegar porque lo llama una supuesta doctora que le pregunta mil cosas que ni siquiera puede responder del cansancio y se pasan la papa quemada de mano en mano para no enviar a nadie", mencionó el joven de 18 años.

Al no recibir respuestas, decidió junto a su familia trasladar por sus propios medios a su vecino.

Ver: La mamá de Abigail dijo que el comisario "me mandó a educar a mi hija"

"No tenemos ni las herramientas ni el conocimiento como para ayudarlo, presenta síntomas de COVID y nos dan mil vueltas de todos lados para no venir; están dejando morir a una persona en la calle, con síntomas y nadie se hace cargo", señaló.

Más tarde, según su relato, lo llevaron al hospital de la Asociación Médica.

El anciano finalmente fue atendido en el hospital de Bahía Blanca y ahora será cuidado por sus vecinos.

"Doble barbijo y guantes y lo tenemos que llevar nosotros en nuestro auto personal al hospital porque no viene nadie", dijo.

Según mencionó Tomás, "lo peor es que según me contaron esto pasa con todos los ancianos, no es un caso aislado, esto lo hacen con todos los ancianos que tengan un mínimo malestar".

Ver: No pudo despedir a su hija que murió de cáncer y ahora va contra Córdoba

"Estoy volviendo a casa totalmente indignado", añadió.

En diálogo con el diario La Nueva de Bahía Blanca., el joven contó que pudo contactarse con dos familiares, aunque se trata de una hermana, también de 96 años, y la hija de esta última, también de edad avanzada.

Esta nota habla de: