Los docentes en Nápoles dan clases en la calle y gritan desde los balcones - Mendoza Post
Por: Mendoza PostSábado 24 Oct 2020Sábado, 24/10/20 atrás

Las restricciones por la pandemia del coronavirus no impide que algunos maestros en Italia se las ingenien para ayudar a que sus alumnos no se queden atrás en su educación.

La pandemia del coronavirus afecta a millones de estudiantes de países que han optado por cerrar las escuelas para evitar contagios. Y muchos maestros han ingeniado alternativas, como los italianos que se han puesto a dar clases en calles y balcones.

La maestra Pamela Buda es un ejemplo. Ella ofrece clases a sus alumnos en las calles de Nápoles, con distanciamiento social y al aire libre. "Las madres me llamaron y me dijeron que los niños estaban llorando, que querían volver a la escuela, que no entendían por qué era necesario cerrarlas", le dijo a Reuters.

Ver también: "Italia: el primer ministro rechaza el cierre de escuelas pese al rebrote"

Pamela Buda enseña en la calle

En esta nueva ola de contagios que vive Europa, el gobierno italiano ha evitado imponer restricciones a nivel nacional en las escuelas, las empresas y a la libertad de circulación, pero instó a las autoridades regionales a que establezcan sus propias restricciones si es necesario.

La región de Campania, donde se ubica Nápoles, salió relativamente bien parada de la primera ola de coronavirus en el país durante la primavera. Sin embargo, los contagios empezaron a crecer en las últimas semanas por lo que las autoridades decidieron cerrar la mayoría de las escuelas hasta fines de octubre.

Con distancia social y al aire libre, los niños reciben sus lecciones

Tonino Stornaiuolo es otro de los maestros que sigue repartiendo conocimiento e incentivando a sus alumnos mientras grita sus lecciones a los estudiantes que escuchan desde sus balcones y en las calles fuera de sus casas. "Hacemos todo lo posible para respetar las reglas porque creo que esta emergencia en Italia es seria y real", dijo Stornaiuolo.

"Quería encontrar una manera en la que los niños pudieran vernos y compartir tiempo con nosotros, al menos mientras sea posible y hasta que sepamos si habrá otro confinamiento", agregó Stornaiuolo a Reuters.

Alumnos esperan a su maestro en los balcones

Mirá: "Siete de cada diez adolescentes sufre depresión pro la cuarentena"