Infancia infernal en Las Heras: "La madre los golpea y nadie hace nada" - Mendoza Post
Sábado 24 Oct 2020Sábado, 24/10/20 atrás
porAna Montes de Oca
Periodista

Cuatro niños, desde un bebé hasta una nena de 10 años, fueron internados en el Notti luego de que los vecinos denunciaran a Mendoza Post que la madre los golpea brutalmente.

Los vecinos del Barrio los Parrales, de El Plumerillo, Las Heras se preocuparon cuando dejaron de ver a una de las nenas (la mayor, que tiene 10 años y es discapacitada mental). "Ayer me vino a ver la nena y la vi con el brazo y la espalda todos marcados a golpes. Cuando le pregunté qué pasó y por qué hacia tanto que no la veíamos me contó que la habían tenido encerrada 'me mandé un moco' me dijo y cuando le pregunté si le daban de comer me dijo que 'a veces'. Yo le pregunté porque sabemos que no les dan de comer a los niños. Los vemos en la calle todo el día hasta las 2 o 3 de la mañana. Otra de las nenas hace varios días que llega con orina y caca encima. Y nos han contado las nenas que las encierran con un primito, que también es chiquito, que se baja el pantalón y hace que le toquen las partes íntimas", contó una de las vecinas al Post el miércoles.


Ver también: "Tenía más de 200 videos de abusos a niños y le dieron domiciliaria"

Así tenía la espalda luego de recibir los golpes

El martes, cuando esta vecina vio los golpes de una de las nenas, llamó al 102 para pedir ayuda: "No vino el ETI (Equipo Técnico Interdisciplinario), vino un patrullero que pasó por la casa y estuvo mirando menos de dos minutos y se fueron. A la nena la tienen que haber molido a golpes de nuevo porque vino otra vez la policía, pero estamos desesperados, llevamos años pidiendo ayuda para estos niños y no hacen nada" contó la mujer. 

La vecina contó que llevan tres años poniendo denuncias por el maltrato a los niños. Incluso aportó el número de expediente de la Dirección de Protección y Restitución de Derechos que dirige Daniela Torrez. Cuando fue consultada por el Post, Torres dijo que "la situación está re intervenida, tiene medida y está siendo trabajada por mil efectores."

Los golpes en el brazo

Sin embargo, luego del llamado del Post los niños fueron trasladados al hospital Notti. Según Torres, pidió que los ingresaran "porque no surgía de la intervención (algún abuso), las van a revisar y hasta que no tengamos una evaluación completa estarán ahí".

Pasar hambre es una tortura

Por otro lado, el abuelo de los niños (que tiene a su cargo a la primera de las nietas desde que nació), contó que la madre de los chicos impedía que vieran al padre, aunque él todos los días les llevaba plata "para que comiera la familia de ella, que vive con la madre y los hermanos y los sobrinos, pero sabemos que a mis nietos no les daba nada de comer, si los llegan a pesar se van a dar cuenta". Varios vecinos confirmaron al Post que los niños pasaban hambre, que a veces les daban de comer unas papas fritas pero la costumbre era que fueran a pedir por la calle, aunque "la madre cobra la asignación por seis hijos (dos no viven con ella) y le dice a todo el mundo que en cuanto le den la casa por la discapacidad de la nena, los va entregar a todos a la OAL". Esa fue la razón por la que se alertaron cuando no vieron durante varios días a la mayor.

El año pasado, el padre de los niños le dijo a la madre que se iba a llevar a los chicos "y la mujer empezó a autogolpearse y le metió una denuncia al padre por violencia de género y lo metieron preso", contó la vecina.

El abuelo de los niños confirmó que su hijo está preso desde hace casi un año. "Estamos esperando que salga para que nos los den, él acá en mi casa tiene dos habitaciones baño, comedor, todo para los chicos. Esos niños no pueden seguir sufriendo de esa manera."

Daniela Torres, directora de Protección y Restitución de Derechos

Ayer a la mañana, al saber que los chicos estaban en el Notti, la vecina volvió a comunicarse aliviada: "tal vez ahora que sale en los diarios, finalmente les devuelvan a esos chicos sus derechos", dijo. 

Por ahora esperamos que Daniela Torres tenga los resultados de la evaluación por parte del equipo médico y que los chicos puedan, finalmente, tener una infancia.  

Y que, si se constatan los maltratos, la madre vaya presa. 

Mirá: "La carta de una mujer que abandonó a su hijo"