Oficial: adiós a la cuarentena para viajeros a Mendoza - Mendoza Post
Viernes 23 Oct 2020Viernes, 23/10/20 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Siete meses después de haber dictado las primeras medidas de aislamiento, el gobierno mendocino "levantó la barrera", y desde ahora, las personas que lleguen a la provincia por la razón que fuere, ya no deberán aislarse en hoteles, ni en ningún otro tipo de reclusión de las vigentes hasta el momento. En efecto, se acaba de publicar en el Boletín Oficial de la provincia la resolución 109 del Ministerio de Gobierno, cuyo único fin es abolir la cuarentena para los viajeros. El anuncio había sido hecho ayer por la ministra de Turismo Mariana Juri, a la llegada del primer vuelo a la provincia después de siete meses, con unos 70 pasajeros. Pero faltaba la letra formal que la hiciera válida. Hasta hace apenas horas, quienes llegaban a la provincia debían guardar una cuarentena de 10 días en hoteles y alojamientos dispuestos por el gobierno.

El fin de estas restricciones marcó a la vez el punto suspensivo para un período en el que viajar por la Argentina, llegar y salir de Mendoza, se había vuelto un suplicio. No sólo por la cuarentena de los viajeros, sino por las trabas enormes de las provincias vecinas, especialmente San Luis. Desde hoy, entrar a la provincia será como en la antigua normalidad.

Ayer a la mañana llegó el primer vuelo en siete meses.

Cuando aún no se registraban casos de coronavirus en la provincia, allá por marzo pero con la emergencia sanitaria decretada en todo el país, y en la provincia, Mendoza debutó con restricciones para los viajeros que debían regresar al territorio. Fue a través del decreto 384 del 16 de marzo, que en medio de restricciones a las actividades recreativas, fiestas, eventos, y varias prohibiciones, dictaba una cuarentena de 14 días para quienes debían ingresar a Mendoza. La medida estuvo vigente varios meses, hasta que el 18 de setiembre el gobierno redujo la cuarentena de los viajeros a diez días. Ello, porque cambió la consideración del coronavirus y los días de eventuales contagios. Se logró establecer que ningún infectado, de la gravedad que sea, tiene capacidad de contagio más allá de los diez días. Aquellas restricciones asumidas por Suarez para los viajeros le valieron en su momento duras discusiones y críticas del gobierno nacional. Sin embargo, poco después y al anunciar la cuarentena -terminó siendo la más larga, rigurosa e improductiva del mundo, a la luz de los resultados- el presidente Alberto Fernández cerró las fronteras de la Argentina.

Leé: Coronavirus en Mendoza: 891 nuevos contagios y 21 muertos informados

Las únicas restricciones sanitarias que quedan vigentes en Mendoza para quienes ingresan a la provincia son para los transportistas, que deben hisoparse. Pero ello será sólo por unos días más. "Con todas las autorizaciones que hay, algunas medidas dejan de tener sentido" dijeron en el gobierno. No obstante, como ocurre siempre, el gobierno provincial esperará los anuncios del presidente Fernández hoy al mediodía, y luego el dictado de un nuevo DNU nacional, antes de ajustar la normativa provincial. Quieren evitar armar una "ensalada" de decretos.

Leé: Contreras fue internado con coronavirus tras sufrir un infarto

Finalmente, la norma conocida en los primeros minutos de este viernes y que se puede leer aquí, simplemente establece en su artículo primero que las personas que llegan a Mendoza, quedan exentas de cumplir la cuarentena. Incluye a cualquier persona en cualquier condición, que llegue desde cualquier lado. Las personas con síntomas o con test positivos, ya tienen impedido viajar por la normativa nacional, desde el 20 de marzo.

Leé: Virus y turismo: Mendoza espera que se aflojen los controles en las rutas 

Aunque parezca un contrasentido, el avance fuerte de la pandemia es lo que empujó la decisión de "voltear" la cuarentena de viajeros. Gran Mendoza es zona en aislamiento, y con circulación comunitaria sostenida del virus, en etapa de mitigación. Poner en cuarentena a los que llegan en calidad de sospechosos, no tiene sentido, cuando los "positivos" asintomáticos están en los barrios, las viviendas y las familias de los residentes en las zonas más pobladas de la provincia.