Europa suma restricciones y el mundo supera los 38 millones de casos - Mendoza Post
Post: Mendoza PostJueves 15 Oct 2020 4 días atrás

La segunda ola de Covid-19 cobra fuerza en Europa y las autoridades se ven obligadas a tomar medidas urgente para frenar los contagios. De esta manera, diversos países europeos cerraron este miércoles bares, restaurantes y colegios, prohibieron celebraciones, limitaron reuniones, ampliaron el uso del tapabocas y hasta impusieron un toque de queda , mientras que la cifra global de infectados superaba los 38 millones.

Vale mencionar que en las últimas 24 horas el mundo contabilizó más de 287.000 nuevos contagios y 4.108 muertes, por lo que el total de fallecimientos desde el inicio de la pandemia rozaba los 1.089.000.

Al respecto, la científica en jefa de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Soumya Swaminathan, afirmó que "una persona joven y saludable tendrá que esperar hasta 2022 para ser vacunada", ya que la producción inicial deberá destinarse a los grupos de riesgo más alto.

En este sentido, es preciso remarcar que actualmente existe una decena de posibles vacunas en la fase 3 de ensayos clínicos, mientras que 40 ensayos se encuentran en alguna de las tres etapas y 200 están en pruebas de laboratorio.

Ver además: El Covid-19 podría quedarse para siempre, advirtió la OMS

En este contexto, Rusia se apuntó otro logro al registrar su segundo antídoto, el paso previo a la fase final de los ensayos clínicos con 40.000 voluntarios, el mismo día que el país superó los 14.000 casos e informó 239 decesos en las últimas 24 horas, cerca del récord absoluto de 244 muertes.

Los países comenzaron a implementar nuevas restricciones. 

El laboratorio Vektor en Siberia, "registró la segunda vacuna contra el coronavirus, llamada EpiVacCorona", anunció el presidente Vladimir Putin en una reunión ministerial en videoconferencia.

Por su parte, Irán anunció que durante los próximos tres días estará prohibido entrar y salir de las ciudades Teherán, Jaraj, Mashad, Isfahán y Orumiye, a raíz del aumento de casos, cuyas cifras de muertes e infecciones batieron un nuevo récord con 279 y 4.830 en la víspera, según la agencia de noticias AFP.

En Portugal entrará en vigor el estado de calamidad, para reducir a un máximo de cinco personas las reuniones en la calle, en restaurantes y en espacios comerciales, mientras que se prevé que el Parlamento apruebe el uso obligatorio de tapabocas y de la aplicación móvil de rastreo del virus "Sayaway Covid", e incremente a 10.000 euros de multas para comercios que violen normas de capacidad y distanciamiento.

Entretanto, Francia decretó una nueva emergencia sanitaria para todo el país -la segunda desde el inicio de la pandemia- que comenzará el próximo sábado y contará, por ahora, como principal medida un toque de queda nocturno en las nueve ciudades más afectadas, incluida París, según el diario Le Monde.

El panorama en Italia también es alarmante, que detectó hoy la cifra récord de 7.332 casos en las últimas 24 horas, el mismo día en que entraron en vigencia las nuevas medidas dispuestas por el Gobierno, que rigen hasta el 13 de noviembre e incluyen el uso obligatorio del barbijo en lugares abiertos y la "fuerte recomendación" para usarlos dentro de las casas.

En España, la región de Cataluña anuncio el cierre de bares y restaurantes por 15 días, entre otras restricciones, para tratar de frenar los contagios por coronavirus, en fuerte aumento en los últimos días, con 1.620 solo en la víspera, según la agencia de noticias EFE.

En Alemania, en tanto, la canciller Angela Merkel anunció un sistema de "alerta temprana" a escala territorial para tratar de contener el aumento de contagios.

Las regiones que tengan 35 nuevos contagios por 100.000 habitantes durante siete días deberán imponer el uso obligatorio de tapabocas y, si se superan las 50, deberán cerrar la vida nocturna a las 23 y se prohibirán los encuentros de más de 10 personas.

En Reino Unido, el mismo día en que comenzaron a regir más limitaciones en Inglaterra en base a un nuevo sistema de tres niveles de riesgo, Irlanda del Norte adoptó las restricciones más duras del reinado y cerró escuelas por 15 días, y pubs y restaurantes por cuatro semanas.

La situación también se agravó en Polonia, que en la víspera registró 6.526 casos y 116 muertes, dos nuevos máximos desde el comienzo de la pandemia en el país. Por eso, desde mañana comenzará a regir un corredor comercial que limita el horario en que los mayores de 60 años van a hacer las compras.

Más duras son las normas que entraron en vigor en República Checa tras detectar 8.325 infectados en la víspera, la segunda cifra más alta del país, y donde se cerraron los colegios hasta el 2 de noviembre y bares y restaurantes, hasta el 3.

Además, se impuso la obligatoriedad de tapabocas en paradas de transporte público, la prohibición de consumo de alcohol en espacios públicos y un límite de hasta seis personas en reuniones en espacios cerrados.

En paralelo, Rumania  prorrogó por un mes el estado de alerta que incluye la prohibición de bodas y otras celebraciones, además de imponer cubrebocas en la calle en las localidades más afectadas.

En Bélgica, la situación también preocupa, especialmente desde que se anunció que los hospitales se podrían quedar sin camas en terapia intensiva en el próximo mes, si el aumento exponencial actual de casos continúa.

Ver además: El fracaso real de la cuarentena más larga del mundo