Alberto Fernández mandó al Gran Mendoza al aislamiento obligatorio - Mendoza Post
Lunes 12 Oct 2020Lunes, 12/10/20 atrás
porRicardo Montacuto
Director Periodístico

Finalmente, el gobierno nacional decidió mandar al Gran Mendoza, Tunuyán y Tupungato, departamentos en los que vive la mayor parte de la población provincial, a la fase uno de aislamiento social preventivo y obligatorio hasta el 25 de octubre, por lo que las personas no podrán circular, salvo que sean servicios esenciales, o las excepciones de emergencia previstas en la fase 1 tal como se vivió en nuestra provincia, en los primeros meses de cuarentena. La medida se dio a conocer sobre la medianoche de este domingo y está incluida en el decreto 792 publicado en el Boletín Oficial de la Nación. El decreto completo puede descargarse desde aquí.

Alberto Fernández había adelantado el viernes que habría medidas restrictivas en localidades de 18 provincias. E incluyó a Mendoza, a pesar de la oposición manifestada por el gobernador Rodolfo Suarez.

Aún no está claro qué medida asumirá el gobierno provincial. Pero Suarez no tendría más remedio que acatar el decreto nacional, y dictar una medida de aislamiento que implique la suspensión de las reuniones familiares permitidas la semana pasada, restringa el esparcimiento al mínimo. Además, probablemente deberá ordenar el cierre de toda la actividad comercial que no sea de supermercados, comercios de proximidad, farmacias, y otros previstos en el ASPO dictado desde el 20 de marzo a nivel nacional y provincial.

Leé además: Vuelve la cuarentena del miedo

El decreto es un baldazo de agua fría. En los primeros minutos de este lunes, funcionarios provinciales analizaban el impacto y la implementación. Hoy, Suarez hablaría con los intendentes cuyas localidades fueron afectadas por el aislamiento.

Suarez y Nadal en la teleconferencia del jueves.

Las razones de la medida fueron sanitarias, pero además hay una fuerte pelea política por el modelo de cuarentena. Mientras el presidente y el kirchnerismo piensan que el encierro es el remedio. Suarez y la mayoría de los intendentes concuerdan en que hay que convivir con el virus y mantener abierto todo lo que se pueda. Anoche, después del informe del Ministerio de Salud, Mendoza llegó a los 30.942 casos positivos y 402 fallecidos.

En los considerandos de la norma, el decreto del presidente Alberto Fernández dice que "...la Provincia de Mendoza continúa con transmisión comunitaria y aumento sostenido de casos, principalmente en la región metropolitana de Mendoza y Gran Mendoza, y se han incorporado como zonas de transmisión comunitaria los departamentos de Tunuyán, San Carlos y Tupungato. El sistema de salud está con elevada tensión, principalmente en Capital, presentando una ocupación de camas de UTI, en toda la provincia, del ochenta y uno (81%), alcanzando al noventa y dos (92%) en el Gran Mendoza".

Luego, ordena que vuelvan a aislamiento "Los departamentos de Capital, Luján de Cuyo, Las Heras, Maipú, Guaymallén, Godoy Cruz, Tunuyán y Tupungato..." mientras que el resto de la provincia permanecerá en "distanciamiento social", como hasta ahora, con las medidas dictadas por el gobierno provincial.

El decreto resulta confuso en algunos pasajes, ya que autorizó las reuniones sociales "de hasta diez personas" en espacios públicos al aire libre, aunque no se podrá utilizar el transporte público y se debe usar tapabocas y mantener la distancia social.

Finalmente, el decreto dice que ya sea en zonas de aislamiento o distanciamiento, siguen prohibidos los eventos culturales, recreativos o religiosos en espacios públicos o privados con concurrencia mayor a 10 personas; los eventos sociales o familiares en espacios cerrados y en los domicilios de las personas, salvo el grupo conviviente; deportes donde participen más de diez personas o que no permitan mantener el distanciamiento mínimo de dos metros entre los y las participantes; los cines, teatros, clubes y centros culturales; el servicio público de transporte de pasajeros interurbano, interjurisdiccional e internacional, salvo para los casos expresamente autorizados; y el turismo.

Habrá que esperar en las primeras horas de este lunes, que modo de implementación decide el gobierno provincial respecto de las nuevas medidas ordenadas por Nación, que vuelve a reservarse autorizaciones tales como eventos religiosos de más de diez personas, reuniones sociales y familiares, y turismo.