Samanta de Bake Off contó que pensó en suicidarse por el ciberbullying - Mendoza Post
Por: Mendoza PostDomingo 11 Oct 2020

Bake Off fue una programa muy visto en la TV argentina y el final del último ciclo acaparó distintos medios de comunicación por una fuerte polémica. La ganadora quedó descalificada por haber cobrado antes del reality como chef, algo que estaba prohibido para participar. Se debía ser totalmente amateur y Samanta Casais no lo pudo demostrar. Como consecuencia, su competidor, Damián Pier Basile, se quedó con el premio de 600 mil pesos.

Durante el escándalo, la pastelera tuvo depresión por el cyberbullying que sufrió durante varias semanas y debió pedir ayuda a profesionales. "Fue necesario estar alejada este tiempo para resguardar un poco mi salud", dijo la joven sobre el bajo perfil que mantuvo durante los tres meses de finalizado el reality de Telefe. "Todas las cosas que se dijeron me lastimaron mucho", aseguró en una entrevista con Primicias Ya.

Además, Samanta explicó que al estar tan mal llegó a tener pensamientos oscuros: "No es divertido desearle la muerte a una persona o decirle barbaridades. Yo llegue hasta pensar en suicidarme, no quería vivir más. Se lo dije a mi novio, le dije que no quería vivir más... Quería dejar de existir. Fue ahí donde mi novio se había ido a comprar y yo estaba en la bañera pensando eso, un rato largo estuve ahí llorando... La mente se me puso en blanco y dije ?¿si lo termino todo acá?'... Pero en un momento se me pasó mi mamá, mi novio, mis hermanos y dije ?no' porque dejaba a mucha gente sufriendo".

Durante este mal momento emocional, pudo contar con la ayuda de su pareja, Juan Cruz Recchimuzzi, con quien tiene previsto casarse el 13 de febrero de 2021. "Ese fue el momento en que mi novio me encontró y dijo que iba a llamar ya mismo al psiquiatra. Habló con mi psicólogo, y ahí tuve la entrevista con ambos. Se me medicó y ahí pude salir adelante. Mi novio me ayudó mucho, él también sufrió un montón. Por suerte lo pudimos pasar y todavía me angustia todo porque son heridas que no cierro", manifestó.

La pastelera relató que estuvo contenida por un psiquiatra y un psicólogo a la vez para superar este momento. Además, debió "tomar medicación para poder dormir y comer" durante casi un mes. Luego, reflexionó: "No es divertido lo que pasaba, se está jugando con la salud de una persona. Lo digo por mí y por un montón de otras personas. Han habido chicos que sufren eso y algunos hasta se han suicidado. Es un tema para tomarlo con seriedad, somos los únicos que no nos cuidamos como personas".

En estos meses, Casais aprovechó para hacer cursos online y perfeccionarme en la pastelería. También se dedicó a hacer tortas para vender, con una gran demanda de la gente pese a la pandemia. "Tenía ganas de volver al ruedo aunque tenía un poco de miedo. Pero mi vida sigue y necesito llegar a mis metas pese a todo lo que pasó", afirmó la joven que tiene planeado estudiar la carrera de pastelería más adelante.

Hace pocos días, hizo un relanzamiento de su canal de Youtube con un video en el que les enseñó a sus seguidores a hacer unas donas, "las de Los Simpsons", según explicó la joven. Y no lo hizo sola: estuvo acompañada nada más y nada menos que por Pepe Pompín.

Esta nota habla de: