La dueña de Francesco recibió un premio por su compromiso humano - Mendoza Post
Post: Mendoza PostMiércoles 7 Oct 2020Miércoles, 07/10/20 atrás

La conducta ejemplar durante el transcurso de su vida es el motivo por el que la Fundación Histórico Regimiento 11 de Infantería de Montaña otorgó una distinción honorífica a María Teresa Corradini de Barbera, cocinera y empresaria pionera en la cocina ítalo argentina en Mendoza.

Esta orden, que se otorga normalmente a militares, desde hace un tiempo también destaca a personas del ámbito civil.

"Más allá del éxito profesional alcanzado en la gastronomía, este reconocimiento apunta a destacar las acciones de una persona imitando el comportamiento de los próceres de nuestra patria, que dieron todo por ella en diversas circunstancias", comentó el presidente de la organización, Eduardo Giro.

Orgulloso, afirmó que -además de la intensa actividad profesional de María Teresa Barbera-, siempre tuvo la valentía de expresar su sentir ante los acontecimientos sociales en defensa de la república. Recordamos que hace unos días, la opinión de la empresaria respecto de la política actual del país fue noticia en el ámbito nacional e internacional cuando cuestionó duramente las medidas implementadas por el presidente argentino a través de una carta abierta que se hizo viral en redes sociales.

Ver también: Guaymallén habilitará salones de fiestas como restaurantes

Giro aseguró que actualmente la sociedad no repara en los valores de conducta de las personas, especialmente si son adultos mayores. Por ese motivo, es que desde la fundación -independientemente de la política de preferencia- se destaca a quienes contribuyen a que el país pueda mejorar.

En tanto, María Teresa, sorprendida y siempre agradecida por los reconocimientos recibidos, volvió a hacer hincapié en la necesidad de un país más justo y con igualdades para todos. Recordó a los presentes que participaron del acto de entrega su llegada a la Argentina, en compañía de su familia; una historia que siempre vuelve a su memoria para dar cuenta del esfuerzo del trabajo y las ansias de superación y de una vida digna.

María Teresa Barbera junto con su hija Beatriz.

"Los reconocimientos honoríficos trascienden a la persona y su familia, y es deseo de la organización que este honor sea heredado por todos los miembros de la familia Barbera. Hay mucha gente que trabaja y se preocupa por la sociedad, especialmente en un momento en el que el país está conmocionado. Teresa es una mujer destacable, digna de admiración y consideramos que sus valores debían ser reconocidos, tal como lo hemos hecho con personalidades como el ciclista Ernesto Contreras y el montañés de élite, Ulises Vitale", concluyó Giro.

Gran apertura

En ese contexto, la familia Barbera anunció la apertura de Francesco Ristorante y Gio Bar. Los dos espacios se unen en un sofisticado, y a la vez casual, espacio exterior para ofrecer a sus visitantes las más ricas expresiones de su distintiva gastronomía ítalo argentina.

Bajo un nuevo concepto que se adapta a los tiempos que corren, la familia Barbera renueva y da nuevos aires a su terraza y jardines de Francesco e integra, en un mismo espacio, los platos más característicos de sus dos locales hermanos. De este modo, y en un amplio rango horario, los comensales podrán disfrutar tanto de la alta cocina de Francesco Ristorante, como de los sabores más simples de Gio Bar.

Los jardines de Francesco y Gio Bar

Específicamente, el visitante podrá degustar de lunes a sábados, de 10 a 19, el menú ejecutivo y otras propuestas livianas, ideadas por la cocina de Gio Bar Ristorantino; mientras que los viernes y sábados, a partir de las 19 y hasta las 23, y de jueves a domingos al mediodía se podrá disfrutar las elaboraciones habituales y exquisitos menús de Jardines de Francesco.

"Queremos poner al servicio de nuestros clientes gran parte de la oferta gastronómica que compone nuestras cartas y apuntar a diversos públicos, en distintos horarios y ocasiones", comentó Beatriz Barbera, responsable de ambas empresas, y continuó: "De esta manera, se puede tomar un café con medialunas; compartir un brunch al mediodía; almorzar un menú ejecutivo; degustar una cervecita con pizzetas o bruschetas por la tarde, o disfrutar una experiencia gastronómica de lujo con las alternativas de Jardines de Francesco en nuestra magnífica terraza".

Ver también: Heladerías garaje en Maipú: el negocio en casa sin necesidad de invertir

Lo interesante de esta modalidad es la multipropuesta de opciones con el sello Barbera. Por un lado, el valor del menú ejecutivo de Gio Bar es de $ 470 -con copa de vino-. Por el otro, Francesco Ristorante ofrece un menú, variable cada semana, que incluye 3 opciones de entradas, 4 de plato principal (pescados, carnes o pastas) y 3 de postre, con agua o gaseosa, a un costo de $ 1.050 por persona, o de $ 850, sin la entrada. Esta oferta de delicias también tiene a disposición cartas de vinos a valores promocionales.

Sabores clásicos, livianos y sofisticados con el sello Barbera

Como ocurre habitualmente, ambas cocinas ofrecen lo mejor de sí al comensal y se empeñan, cada día, en tentar con los clásicos sabores de la cocina ítalo argentina y con otros vinculados a una cocina tradicional, liviana y también gourmet y sofisticada; siempre con productos regionales y de estación.

Es así que entre los sabores más típicos de Gio Bar, uno puede deleitarse con la clásica tarta pascualina; arroz con pollo; ensaladas variadas y exquisitas pastas. O bien, inclinarse por una hamburguesa o un brunch más frugal.

En tanto, Francesco Ristorante propone platos contundentes como palomita al horno con hortalizas asadas, cordero al malbec, chivo al chardonnay, risotto con frutos de mar, o panzotti de mozzarella, champignones, con pimienta y salsa de limón. Además, presenta sabrosas elaboraciones con pescados y mariscos como trucha con langostinos o salmón.

Lenguado grillado con salsa de naranjas acompañado de papas aplastadas a la manteca.

También, los atardeceres en las terrazas son una fantástica opción para cerrar con un after office, disponible de jueves a sábados, en el que se puede degustar un cóctel o una cerveza y una deliciosa tapa.

Por último, es importante destacar que Gio Bar Ristorantino continúa con su servicio de delivery y take away de menús, vigentes a partir del comienzo de la cuarentena.

Por otra parte, un dato no menor es que los jardines exteriores, en los que actualmente se recibe a los visitantes, son seguros, confortables y cuentan con señal de wi-fi. Además, el espacio gastronómico cumple estrictamente con el protocolo sanitario vigente. Por eso, es indispensable el ingreso con tapabocas, reservas de hasta cuatro personas por mesa y según terminación de DNI.

Reservas: 4253912 o 261-5255555