Luego de extinguirse, el demonio de Tasmania "volvió" a Australia - Mendoza Post
Por: Mendoza PostMartes 6 Oct 2020Martes, 06/10/20 atrás

Tres mil años después de extinguirse, un programa de protección de los demonios de Tasmania reintrodujo a la especie en Australia. Se trata de la asociación Aussie Ark que liberó a 26 de estos mamíferos carnívoros en un santuario de 400 hectáreas en Barrington Tops. El proyecto pudo concretarse tras 16 años de trabajo.

El programa de cría de la organización se convirtió en el más grande del país. El presidente de la asociación, Tim Faulkner, explicó que se trata de una operación "histórica", realizada en julio y septiembre.

"Es como un sueño", aseguró Faulkner. Además, contó que es la primera etapa de un programa de conservación ex situ para crear una población preservada. Esto porque en la isla de Tasmania, el demonio sufre un cáncer contagioso.

El director de la organización también precisó: "Los demonios son una de las únicas soluciones naturales para controlar poblaciones de zorros y gatos". Estos dos animales son los "responsables de la gran mayoría de las 40 extinciones de especies de mamíferos en Australia".

Ver además: Impresionante: Una tribu en Indonesia asombra por el azul de sus ojos

"Hemos introducido especímenes jóvenes y con buena salud. Lo que les da seis meses para encontrar sus marcas, establecer su territorio y prepararse para la temporada de la reproducción (en febrero)", explicó presidente de la asociación.

La especie sufre de un tumor facial transmisible que deriva en la muerte en la mayoría de los casos.

En ese sentido, Aussie Ark seleccionó a los animales por sus capacidades de reproducción. Luego, los soltó en un santuario protegido, a fin de evitar amenazas, como las enfermedades o el tráfico de automóviles. Además, el terreno "fue escogido porque se parece a una zona de Tasmania", según detalló Faulkner.

La enfermedad del demonio de Tasmania

Desde 1996 el Sarcophilus harrisii sufre de un tumor facial transmisible que deriva en la muerte en la mayoría de los casos. La enfermedad acabó con el 85% de su población, por lo que se convirtió en una especie en peligro de extinción.

La asociación Aussie Ark liberó a 26 de estos mamíferos carnívoros en un santuario de 400 hectáreas.

Este cáncer se transmite a través de las mordeduras entre los demonios, cuando se aparean o combaten. Cuando el tumor llega a su boca, les impide comer y generalmente mueren de hambre. Antes de la enfermedad había 150 mil en la naturaleza, mientras que en la actualidad hay 25 mil.

Sin embargo, en la Australia continental desaparecieron hace 3.000 años. Por eso, el programa busca crear una "población reservada" de este marsupial nocturno de pelaje oscuro o negro y restaurar el entorno natural autóctono.

Ver además: Mirá el cielo: hoy el planeta Marte estará más cerca de la Tierra