Mendoza y coronavirus: por qué la vacuna no será suficiente - Mendoza Post
Martes 6 Oct 2020Martes, 06/10/20 atrás
porJorge Fernández Rojas
Periodista/Analista

Fabián Cremaschi es un neurocirujano y quienes lo conocen aseguran que es un apasionado en su especialidad, pero también se lo reconoce por su interés por la tecnología y la innovación. Pero en las últimas horas se evidenció públicamente como buen docente popular a través de su perfil de Facebook.

El médico es profesor en la Facultad de Ciencias Médicas de la UNCuyo y desde ese rol se ha preocupado por explicar qué pasará cuando haya una vacuna contra el coronavirus llamado SARS-CoV-2 extendido por esta pandemia que ha condicionado a la población mundial, y que en Mendoza ya generó más de 27.000 casos y 340 fallecidos.

"Estoy escuchando, mucho, que la gente dice que cuando venga la vacuna se soluciona todo, se erradica el Coronavirus y todo vuelve a la normalidad de antes. "¡La vacuna por sí sola no va a ser suficiente!" expresó Cremaschi en su muro virtual. También avisa el médico en su posteo que "en el 'mejor de los casos', una vacuna actúa como una ayuda para el sistema inmunológico, induciéndolo a responder como si se hubiera producido una verdadera infección, aunque a escala reducida".

También leé: La utopía de la solución final a la Covid-19

  Cremaschi se arriesga al lenguaje coloquial para que sus imprevistos "estudiantes" lo entiendan desde la plataforma. Presten atención al profesor.  

Fabián Cremaschi que dio una explicación pedagógica en las redes sobre el verdadero efecto de la futura vacuna. Foto: Unidiversidad.

Una clase sobre la vacuna contra la Covid-19

La vacuna no será suficiente contra la enfermedad ¿Por qué?

- "Porque la vacuna no mata al coronavirus".

- "Porque la vacuna no previene que el coronavirus entre al cuerpo".

- "Porque la vacuna no saca el coronavirus del cuerpo".

- ¿Qué hacemos entonces?

"En el 'mejor de los casos', una vacuna actúa como una ayuda para el sistema inmunológico, induciendo al sistema inmunológico a responder como si se hubiera producido una verdadera infección, aunque a escala reducida. Es decir, producir anticuerpos específicos para el virus o el sustituto utilizado en la vacuna (antígeno). Cuando una persona, después de que el coronavirus (antígeno verdadero) ingresa, el sistema inmunológico lo reconocerá y responderá con los anticuerpos en forma más rápida y eficientemente de lo habitual. Esto puede permitir que el sistema inmunológico controle al Coronavirus antes de que la persona comience a presentar los síntomas de la enfermedad.

También leé: ¿Qué quiere decir que se frene el estudio de la vacuna de Oxford?

 - ¿Por qué en "el mejor de los casos"?

"Porque previamente tengo que tener un sistema inmune medianamente sano. Uso el ejemplo didáctico de las notas en la Facultad, donde se aprueba con 6 (seis). Entonces, 1, 2, 3, 4, 5: desaprobado (muy enfermo/muerte); 6: aprobado raspando (enfermo); 7, 8, 9 y 10: aprobado (no me enfermo o enfermedad leve o asintomática).

La mayoría de las vacunas aún están en etapa de experimentación.

"Ahora supongamos que una vacuna me aumenta 3 puntos el sistema inmune (no es un valor exacto pero tampoco muy alejado de la realidad si comparamos la efectividad de la vacuna de la gripe desde 2004 al 2019).

"Si tengo obesidad, diabetes, hipertensión, sedentario, soy fumador y tengo estrés patológico, mi sistema inmune está en 1, 2 o 3. Si le sumo los 3 puntos que me da la vacuna, no "apruebo" (me enfermo muy mal) o apruebo raspando con un 6 (me enfermo mal).

"En cambio, si no tengo esos antecedentes y/o llevo una vida sana física y mentalmente, mi sistema inmune está en 5 o más y esos 3 puntos ayudan a no mostrar signos de la enfermedad o tener síntomas mínimos.

El gráfico de la graduación de la inmunidad hecho a mano alzada, publicado por el neurocirujano.

"Como todo en Medicina, hay excepciones pero quiero resaltar el punto que debemos mantener un buen sistema inmunológico con o sin vacuna, siempre

"Además, así como el virus de la gripe no ha sido erradicado y hay que vacunarse todos los años (y aun así nos podemos enfermar), hay que pensar que con el Coronavirus va a pasar algo semejante.

"¿Esto es un desastre? De ninguna manera. Vamos a tener que adoptar nuevas medidas preventivas y continuar pregonando por una mente sana en un cuerpo sano, como lo venimos diciendo hace 2.000 años".