5 técnicas de respiración para relajarse durante un ataque de ansiedad - Mendoza Post
Por: Mendoza PostViernes 2 Oct 2020Viernes, 02/10/20 atrás

Con distintas técnicas y en tan solo 5 o 10 minutos que le brindes a tu mente para permitirse ejercitarse en la relajación, podrías reaccionar sin problemas ante cualquier situación. 

La profesora de yoga Rebecca Pacheco contó a Radio Mitre algunos de estos ejercicios que nos permiten buscar la paz, especialmente en tiempos en los que los problemas aparecen sorpresivamente.

Nadi Shodhana o "Técnica de la Respiración alternada por las fosas nasales"

Los practicantes de yoga aseguran que esta respiración trae calma y balance y une las regiones derecha e izquierda del cerebro. Para realizarla es necesario ubicarse en una postura cómoda de meditación. Una vez relajados, llevamos el dedo pulgar derecho a la fosa nasal derecha e inhalamos profundamente a través de la fosa nasal izquierda.

Una vez concluida la inhalación, tapamos la fosa nasal izquierda y exhalamos a través de la fosa nasal derecha. Se debe realizar alternadamente cuatro veces.

Este ejercicio no debe hacerse antes de dormir, ya que el Nadi shodhana sirve para "limpiar los canales" y hacer que las personas se sientan más despiertas.

Kapalabhati o "Respiración del Cráneo Brillante"

Es un excelente ejercicio para realizar antes de comenzar la jornada. Si bien puede ser algo intenso para el abdomen, permite que el cuerpo entre en calor, sacude la energía vieja y despierta el cerebro.

Se debe realizar una larga y lenta inhalación, seguida de una rápida y poderosa exhalación generada desde la parte baja de la panza. Una vez que estés cómodo con esta contracción, sube el ritmo a un inhalar-exhalar (todo por la nariz) cada 1 o 2 segundos, por un total de 10 respiraciones.

Atención: una vez concluido este ejercicio, se debe aguardar uno o dos minutos antes de levantarse para evitar algún posible mareo.

Técnica para una Relajación progresiva

Sirve para aliviar tensiones desde la cabeza a los pies. Para comenzar debe cerrar sus ojos y concentrarse en tensionar y relajar cada grupo de músculos por dos o tres segundos cada uno. Comience por los pies y dedos, luego muévase a las rodillas, muslos, glúteos, pecho, brazos, manos, cuello, mandíbula y ojos.

Tal como en el Kapalabhati, el mareo nunca es el objetivo, por lo que si contener el aliento se siente incómodo se debe contraer por menos tiempo.

Sama Vritti o "Respiración Equitativa"

Cuando somos pequeños, nuestros padres suelen tener sus técnicas para balancearnos para hacernos dormir. De este modo, casi inconscientemente, el balance le hace bien a nuestro cuerpo y puede estabilizar la respiración. Para comenzar, se debe realizar una inhalación profunda contando hasta cuatro, luego exhalar también contando hasta cuatro (todo por la nariz. Cada vez que respiramos pensamos en nuestro objetivo: calmar al sistema nervioso, aumentar la concentración y reducir el estrés.

Si bien se puede hacer en cualquier momento y lugar, es una de las técnicas especialmente efectivas para antes de dormir.

Visualización guiada

Esta relajación necesita un entrenador, terapeuta o grabación útil como guía. En primer lugar se debe respirar profundamente mientras te concentrás en imágenes positivas y placenteras para reemplazar cualquier pensamiento negativo.

Esta visualización permite que viajes al lugar donde deseas estar, permitiendo que produzca un diálogo interno que te aleja del estrés diario.