Alberto Fernández busca poner un juez militante a controlar las elecciones - Mendoza Post
Viernes 2 Oct 2020Viernes, 02/10/20 atrás
porAna Montes de Oca
Periodista

Para cubrir el cargo que quedó vacante en la Cámara Nacional Electoral luego de la muerte del juez Rodolfo Munné, el presidente Alberto Fernández postuló al juez federal de Tucumán Raúl Daniel Bejas, a pesar de que quedó tercero en el concurso para ocupar ese cargo.

Munné falleció en 2016 y entonces el Consejo de la Magistratura abrió el concurso al cual se presentaron a rendir unos 25 magistrados. Resultó ganadora (luego de varias instancias) la doctora Alejandra Lázaro, actual secretaria de la CNE.

Lázzaro lleva muchos años en esa Cámara, tiene un doctorado en derecho cuya tesis fue sobre la financiación de los partidos políticos, realizó diversos estudios sobre legislación electoral comparada e incluso sobre las reformas electorales.

Alejandra Lázzaro quedó primera en el concurso de méritos

Dicen de ella que sus decisiones siempre tendrán fundamentos académicos y éticos, nunca políticos, y que es una referente en el derecho electoral para toda América.

Sin embargo, el presidente decidió postular a quien quedó tercero en el concurso: el juez Raúl Bejas, que fue apoderado del Partido Justicialista antes de acceder a la justicia. También fue representante legal del ex gobernador Alperovich.

Militante sin reservas

Bejas no oculta su buena relación con el gobernador tucumano Juan Manzur, a quien favoreció en 2014 cuando archivó una causa por presunto enriquecimiento ilícito sin siquiera solicitarle que presente documentación que justifique su fuerte crecimiento patrimonial (era uno de los funcionarios más ricos del gabinete de Cristina Kirchner).

Además, Bejas fue muy criticado porque se negó sistemáticamente a llamar al banquillo al ex Jefe del Ejército durante el kirchenrismo, César Milani, acusado de la desaparición y asesinato del soldado Ledo. Milani finalmente fue absuelto a finales del año pasado por otro tribunal tucumano.

Raúl Bejas archivó una causa contra Manzur sin pedirle pruebas

La oposición ya comenzó a ver con desconfianza la postulación de Bejas no sólo porque no se respetó a quien quedó en primer lugar, sino porque, además, en un gobierno que se jacta de implementar las políticas de género y la igualdad de género, corrieron a una mujer que estaba primera para ocupar el cargo.

La postulación de Bejas integra una lista de otros 29 pliegos de magistrados que Alberto Fernández envió al Senado Nacional luego de retirar otras 200 postulaciones que había enviado Macri el año pasado.

Si Bejas es designado, la carga de datos, el envío de urnas y una parte del control judicial sobre las elecciones, estarán en manos del gobierno de Alberto Fernández. 

Todas las instancias serán controladas por el gobierno