Covid: las familias podrían recibir el cuerpo de cualquiera y no enterarse - Mendoza Post
Martes 22 Sep 2020
porChristian Sanz
Secretario Gral. de Redacción (click en autor)

Hace menos de diez días, la provincia de Mendoza cobró relevancia nacional cuando se conoció que en una clínica de Ciudad dieron por muerta, por covid, a una mujer que en realidad estaba viva.

Ocurrió en el peor momento de la pandemia y, lo más grave: se desconoce a quién le dieron sepultura.

Lo ocurrido es la punta del iceberg de un tópico del cual nadie habla, al menos en voz alta: la falta de planificación o protocolo a la hora de tratar con los fallecidos por coronavirus.

En la clínica Santa María dieron un cuerpo por otro

Porque, ¿quién puede determinar si una persona que se da por muerta es realmente la persona que aseguran que es?

Hoy en día la identificación de los muertos por el Covid es una suerte de dogma de fe. "Te parás en la puerta de la clínica, en el garaje, y allí te ves salir la camioneta con el cajón cerrado y sellado, es cuando te entregan a tu familiar. Nunca sabé quién está realmente adentro", contó al Post Roberto, cuyo padre falleció la semana pasada.

"Fuimos en dos autos, con una familia en uno y la otra familia en otro, como para hacer apoyo, porque yo lo había estado acompañando; decidí la internación. Entonces me llamaron y me dicen: 'Mirá, falleció el papá'", detalló el mismo hombre.

Ver además: Coronavirus: el gremio postal testea a empleados del Correo en Mendoza

Y explicó: "Es fuerte, porque se internó y nunca más lo vimos, hasta que llamaron a las tres semanas para decirnos que falleció, entonces vos decís: ¿Y cómo saben cuál es el cuerpo?".

El duro momento de informar un fallecimiento por Covid

Una relevante fuente del Ministerio de Salud de Mendoza confirmó que es así, tal cual describe Roberto. "Es un quilombo, vamos a cada sanatorio, tienen una habitación que es la morgue, es una piecita con todos los cuerpos. Encima les ponen (sellador) Silastic, no lo podés abrir".

El mismo informante fue aún más gráfico: "En épocas normales, si se muere un paciente generalmente es el paciente que estaba en terapia intensiva, llamás a los familiares, llegan y es el último muerto que está, es raro que tengan 2 muertos en la morgue. Ahora es más complicado porque hay varios muertos. De acá que se cargan y se llevan... son muertos de hace 20 o 30 días atrás, por eso se acumulan".

La fuente referida incluso aportará un dato inquietante: "En la clínica Mitre, que ahora es el hospital Privado, pasó lo mismo que en la Santa María, hay un caso de un muerto que no era el que decían que era. Ahí, por suerte, no lo quemaron, lo enterraron. Ahí sacaron el cajón para hacer la comprobación y la clínica se hizo cargo del trámite. El tema es cuando cremaste el cuerpo: ¿Quién era realmente?".

Insiste el informante respecto de la identificación de muertos por Covid: "No hay procedimiento organizado para entrega de cadáveres. Sí hay un procedimiento, por ejemplo, en el curso de desastres donde le sacabas una foto al cuerpo. Incluso con identificación de elementos personales. Hay inclusive protocolo en OSEP, donde tenés unos 40 médicos que hacen seguimiento a pacientes Covid positivo por teléfono, cada uno tiene 40, 50 pacientes".

En el Hospital Privado también se confundieron de cuerpo 

Culmina la fuente en cuestión: "Cuando estás en situación de desastre vos tenés que tener una directiva única, sea buena o mala pero única, todos hacen lo mismo". 

Esta nota habla de: