Dramático pedido: acusa a su mamá de matar a su hermano con discapacidad - Mendoza Post
Post: Mendoza PostLunes 21 Sep 2020 28 días atrás

Morena Casas tiene 16 años y hace tres días hizo público a través de la red social Instagram una historia familiar muy difícil. Según relata a los cuatro años vio cómo su mamá mató a su hermano de dos años, que tenía discapacidad psicomotriz, luego de que la mujer lo golpeara en la panza.

Por el caso, en 2008 en Villa del Totoral (Córdoba), fueron presos sus papás, condenados a prisión perpetua. Pero, en 2017 la mujer fue liberada.

"Mi papá está preso injustamente, él no estuvo ahí el día que mi mamá lo mató", dice la adolescente en un video que publicó para dar a conocer lo sucedido.

Morena y su hermana fueron a un instituto de menores por un tiempo y luego fueron puestas al resguardo de sus abuelos paternos. En el 2010, tanto su mamá como su papá fueron condenados a prisión perpetua, pero la mujer fue liberada en 2017 al alegar que era víctima de violencia de género.

Ver además: Un nene autista mendocino ahora será protegido por una perra entrenada

En primera persona, el relato

"Mi nombre es Morena Casas y hoy después de 12 años les vengo a contar mi historia dado que cuando tenía cuatro la Justicia nunca me escuchó", cuenta la adolescente.

En el video Morena apunta directamente a su mamá, Paola Cejas, y defiende a su papá, Mauricio Casas.

"Con mi papá no pasábamos mucho tiempo porque trabajaba todo el día. Con mi mamá no era nada lindo estar porque nos pegaba todo el tiempo", detalló sobre su infancia.

El niño padecía retraso psicomotriz y murió en 2008. 

"Ella salió y él sigue aún preso y no debería ser así porque ese día no estaba, nunca nos hizo nada y es una persona que está presa injustamente. Mi mamá está libre haciendo su vida después de lo que hizo, pido por favor que pague, porque la Justicia ya arruinó nuestra vida al no hacer nada", reclamó Morena.

El trágico día

La adolescente contó en detalle cómo fue el día en que su mamá asesinó a su hermano: "El 4 de julio de 2008 él no quería comer y mi mamá le pegó primero un chirlo y luego puñetes en la panza. Después nos fuimos a dormir la siesta y cuando lo fuimos a levantar, él ya no estaba con vida". 

Ver además: Una mujer tenía a un hijo enjaulado porque tiene una discapacidad