Una app controla la cantidad de comida que compran los cubanos - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 18 Sep 2020Viernes, 18/09/20 atrás

El régimen cubano implementó una aplicación que vigila la comida que compra cada ciudadano, a través del seguimiento del DNI y de dónde realiza las compras, qué compra y cada cuánto. 

Se llama Cola.cu y se puso en marcha el pasado 1 de septiembre. La app registra el carné de identidad del cliente y crea una base de datos con la fecha, el lugar y los productos que compró, según informó el diario oficial Granma.

El Consejo de Defensa Provincial aseguró que ya funciona en 86 tiendas de los municipios capitalinos y justificó su uso diciendo que "garantiza la disciplina en el acceso a los alimentos" y que también sirve para alertar "sobre el uso de perfiles falsos en las redes sociales atribuidos a personalidades para generar malestar en la población".

Cola para comprar yogur en La Habana

Con la aplicación se impide "que las mismas personas compren determinados productos varios días en la semana" precisaron las autoridades. De esta forma, dicen, se permitirá "un mayor acceso a quienes no han podido comprar alimentos o artículos de aseo y se evita el acaparamiento de productos de primera necesidad".

La app, que se creó en la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (Cujae), también controla la movilidad de los residentes capitalinos, quienes tienen prohibido adquirir productos de primera necesidad fuera de su municipio de residencia.

A la hora de controlar, los agentes no tienen miramientos. Un vecino de Centro Habana atestiguó cómo a una anciana no la dejaron comprar el producto que ofrecía una tienda en ese momento. "Cuando le pidieron el carné, vieron que tenía dirección de oriente y el policía no la dejó comprar el paquete de tallarines, que era lo que estaban vendiendo, uno por persona", declaró el hombre. "La pobre señora no pudo comprar sus tallarines y el policía le contestó que fuera al Gobierno a quejarse".

Desde hace meses, las autoridades también usan la aplicación Portero creada en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI), con la que se registra qué día un cliente accedió a una tienda y puede advertir si se comporta como un revendedor. Poco después, la herramienta fue actualizada y ahora trabaja en conexión con la base de datos policial, la de antecedentes penales e, incluso, de la Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT).