El policía acusado de matar a Melody había dicho "voy a cagar a tiros al travesti" - Mendoza Post
Jueves 17 Sep 2020Jueves, 17/09/20 atrás
porFlorencia Silva
Editora Post

 Este jueves fue detenido el policía Darío Jesús Cháves Rubio,  de 36 años, por el travesticidio de Melody Barrera (27), ocurrido a fines de agosto en Guaymallén

El efectivo presta servicio en la comisaría 34 del barrio Bancario, de Godoy Cruz. La fiscal Andrea Lazo le imputó el delito de "homicidio agravado por el odio a la expresión de género en concurso ideal con homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego, en concurso real con violación de las medidas adoptadas por la autoridad para evitar una epidemia".

Según consta en el avoque, uno de los testigos, J.D.T, dijo que en la hora en que ocurrió el crimen y en la zona, Chávez Rubio le manifestó que había tenido una pelea con "un travesti" porque le lanzó gas pimienta. Estaba enfurencido el uniformado y adelantó que "iba a ir a buscar el arma y cagarlo a tiros". Según el testimonio, el acusado circulaba en un VW Bora, el cual fue encontrado luego a nombre del imputado.

La detención surge del secuestro de video filmaciones por parte de la división homicidios de la Policía de Mendoza, el testigo y llamadas geo-referenciales generadas en la zona, más informes de delitos tecnológicos que ubicarían a Cháves Rubio principal sospechoso del travesticidio. A las 3.50 del sábado 29 de agosto

Darío Jesús Cháves Rubio fue imputado este jueves.

Según las declaraciones que constan en el expediente, se puede inferir que detrás de este homicidio puede haber existido un conflicto sobre las zonas de la Cuarta Sección destinadas al trabajo sexual. También a la connivencia de algunos policías con las travestis que regentean chicas,  para liberar la zona. Aunque por el momento esto es solo una hipótesis.

Cabe sañalar también que una de las trabajadoras en su declaración testimonial dijo que Melody había asistido días antes del crimen a una fiesta sexual que se llevó a cabo en la casa de un dealer en la Alameda y que le había robado una "piedra" de cocaína. Por tal motivo, en el ambiente sospechaban que ese podría haber sido uno de los motivos del ataque, aunque por el momento no hay indicios que vincule esta hipótesis al único detenido que tiene la causa. 

El VW Bora en el que el testigo dijo que se movilizaba Chávez Rubio.

Ver: Detuvieron a un policía por un travesticidio en Guaymallén

Las cámaras captaron al imputado en las inmediaciones del hecho

Según las declaraciones de otras trabajadoras sexuales, Melody habría tenido una discusión con otra travesti ya que debían cruzarse a Guaymallén porque los preventores en Ciudad las multaban. También consignaron que en el último tiempo solía protagonizar peleas y que consumía alcohol y drogas.

El policía presta servicio en la comisaría del barrio Bancario.

Un testimonio clave fue el de una conocida travesti  llamada"Paloma", quien tiene muchos antecedentes, regenteaba a Melody y a otras chicas. Ella fue quién le avisó por teléfono a la hermana de la víctima, que la joven había sido baleada. 

Melody fue asesinada de seis impactos de bala, en la madrugada del 29 de agosto.

Cuando llegaron al lugar del crimen, en las inmediaciones de Correa Sáa y Costanera, Paloma declaró que le dio a la familia las pertenencias de Melody, las que estaban en la calle y las que había dejado en el departamento. También señaló que la mujer asesinada usaba tres teléfonos celulares pero luego del ataque no encontraron ninguno. Agregó que cuando mataron a la víctima ella estaba durmiendo y que  un "trapito" le había informado sobre el asesinato.

Ver: Qué se sabe del crimen de la mujer trans en Guaymallén

Por su parte, Paloma, declaró también que cuando llegó al lugar del ataque vio a Melody en el suelo, con la correa de la cartera sobre el cuello. Alrededor había mucha gente. Las compañeras de trabajo que la asistieron habían juntado los elementos que tenía en su bolso. 

Por su parte, la hermana de Melody expuso ante la fiscal que Melody vivía con la familia pero de jueves al domingo dormía en un departamento ubicado cerca de la Constanera donde ejercía la prostitución, al igual que en la zona que tenía asignada para trabajar, regenteada por Paloma.