No pudo despedir a su hija que murió de cáncer y ahora va contra Córdoba - Mendoza Post
Post: Mendoza PostViernes 4 Sep 2020Viernes, 04/09/20 atrás

El hombre a quien le negaron el ingreso a la provincia de Córdoba para poder ver a su hija, Solange, quien padecía cáncer y murió hace dos semanas, presentó una denuncia penal contra el Gobierno provincial porque "nadie se hizo cargo de nada".

Pablo Musse resaltó que algún responsable tiene que haber sobre lo sucedido, en referencia a la negativa a autorizar su ingreso a la provincia en el marco de las medidas restrictivas por la pandemia de coronavirus para poder ver a su hija, que murió de cáncer en la localidad de Alta Gracia.

"No tuvimos respuestas del Gobierno nacional ni del provincial; nadie se hizo cargo de nada. No se dieron respuestas en los medios por parte del Gobierno. Tomé la decisión de hacer la denuncia penal", aseveró Pablo Musse.

Ver también: La carta del padre de Solange al presidente: "No nos mienta más"

La denuncia se presentó ante el juez federal Ricardo Bustos Fierro, es por "abuso de autoridad, incumplimiento de deberes de funcionario público y privación ilegítima de la libertad calificada".

La denuncia se presentó ante el juez federal Ricardo Bustos Fierro.

El padre de Solange reside en la localidad neuquina de Plottier, y el 15 de agosto pasado emprendió un viaje en su automóvil para ver a su hija, pero al llegar a la localidad cordobesa de Huinca Renancó, en el límite con La Pampa, un operativo sanitario y policial le impidió el ingreso porque, según los agentes, no portaba un certificado libre de coronavirus.

El hombre fue obligado a regresar a Neuquén escoltado por varios patrulleros policiales y, posteriormente, se conoció que un hisopado que le habían realizado en el control sanitario de Huinca Renancó había dado negativo.

Una historia con sabor amargo

Solange Musse, de 36 años, se encontraba con un tratamiento de cáncer en la ciudad cordobesa de Alta Gracia y, el viernes 21 de agosto pasado, sufrió una descompensación poco después de ingresar en el Sanatorio Allende de la capital cordobesa.

Solange Musse tenía 36 años y no pudo despedirse de su padre. 

Ver también: "Humanizar la muerte", el pedido de familiares de fallecidos por coronavirus